3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento

Antes de empezar, un emprendedor debe realizar los 3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento

3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento

3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento

Una de las cosas que debe tener clara el emprendedor es el hecho de que hay que realizar pasos previos antes de comenzar una empresa o emprendimiento. Por ello mencionaremos 3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento, los cuales le podrán ser de gran utilidad a cualquiera que quiera empezar la aventura emprendedora.

El primero de los 3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento, tiene que ver con el hecho de que el plan de negocio, por lo menos en las primeras fases necesita un plan de negocios bien escrito y además, lo más claro posible ¿Por que así? Simplemente por el hecho de que tiene que llegar a mano de los potenciales socios e inversionistas para el emprendimiento, pero como decíamos en un posteo anterior, lo ideal que se logre tener socios que no sólo coloquen el capital sino que también ideas y contacto.

El segundo de los 3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento, es acompañar al plan de negocios con un estudio de mercado que justifique la existencia del emprendimiento. ¿Por que? simplemente por dos razones, la primera para que el emprendedor sepa claramente cual es la situación del mercado, sin tapujos y además para quien quiera invertir en el emprendimiento sepa las posibilidades de crecimiento de la empresa.

El tercero y último de los 3 pasos a seguir cuando se comienza un emprendimiento, es aprovechar la red de contacto y conocidos, es aprovechar las personas que conoce el emprendedor, el cual puede ser de gran ayuda para el proceso emprendedor. Siempre vincularse a gente con experiencia en el mercado, le da al emprendedor la seguridad para seguir adelante. Escuchar consejos pueden ayudar tanto a salvar la inversión como también a apuntarla en el tiempo. Otra de las ventajas de establecer redes es que aporta una red de contactos, además del crecimiento de la capacidad comercializadora de sus productos y servicios, porque el emprendedor, aparte de ser un buen gestor, tiene que ser además un buen comerciante para vender lo que produce.