5 pasos para ser un buen emprendedor

No es una receta pero vale la pena tomarla en cuenta. 5 pasos para ser un buen emprendedor

5 pasos para ser un buen emprendedor
5 pasos para ser un buen emprendedor

5 pasos para ser un buen emprendedor

Ser emprendedor es una cosa y ser un buen emprendedor es otra cosa. Existen situaciones y acciones claras que marcan dicha diferencia. Es por ello que en este posteo te mencionaremos cuales son las que marcan dicha diferencia para que puedas tener claro que es lo que quieres ser en el mundo del emprendimiento.

El primero de los 5 pasos para ser un buen emprendedor que mencionaremos en esta ocasión, tiene que ver con que este debe de ser lo más auténtico posible ¿Porqué? se preguntará alguno…simplemente por que debe ser algo que te sientas cómodo y no fingiendo, ya que siendo tu mismo vas a lograr mucho más.

El segundo de los pasos para convertirse en algo parecido a un emprendedor bueno, va por el lado de que no lo hagas simplemente por el dinero. Muchos se enfocan en lo monetario para lograr ganancias en el corto plazo, pero primero hay que hacer los productos y servicios del emprendimiento imprescindibles y tras este primer paso, ya podremos esperar ganar algo, pero que esto no sea el centro de la acción, ya que le quitará la mística al trabajo y sólo será algo enfocado en la ganancia, perdiendo vitalidad y autenticidad.

El tercero de los 5 pasos para ser un buen emprendedor, se relaciona con el hecho de sólo con la base de un trabajo duro podremos ver resultados. Ningún de los grandes emprendimientos se ha logrado de una manera fácil, siempre han sido consecuencia de grandes esfuerzos y dedicaciones por parte de sus creadores

El cuarto paso para llegar a ser un realmente un emprendedor, necesariamente ser vincula a que debiera estar rodeado de colaboradores. Uno no llega sólo en el mundo de los negocios. Necesariamente se tendrá que escuchar ideas, opiniones o recomendaciones de otros que vale la pena escuchar.

El quinto y último paso, se vincula con no temer nunca al fracaso. El fracaso no debe ser visto como un retroceso sino como escuela para el éxito futuro.