5 pecados del emprendedor

En la practica cotidiana, el emprendedor puede caer en errores fatales, por ello, mencionaremos los 5 pecados del emprendedor.

5 pecados del emprendedor

5 pecados del emprendedor.

El hecho de comenzar un emprendimiento, significa un esfuerzo enorme por parte del emprendedor. Pero todo se puede ir a la borda, si se comenten errores fatales, de los que avezados emprendedores no están exentos de caer en ello. Es por ello que mencionaremos los 5 pecados del emprendedor, los cuales debieran ser tomados en cuenta.

El primero de los 5 pecados del emprendedor es manejar el emprendimiento sin un camino claro. Un clásico error es manejar el emprendimiento sin una planificación. La no existencia de un plan de negocio que indique cuales son los pasos a seguir y guiarse solamente por el instinto del emprendedor, pueden hundir al emprendimiento, ya que el mercado no se maneja con presentimientos.

El segundo de los 5 pecados del emprendedor es vender a precios muy bajos. El afán del emprendedor de poder vender todo lo que produce, hace que muchas veces venda a precios muy bajos, incluso inferiores a los costos de producción. Esto puede hacer quebrar el presupuesto del emprendimiento, por ende, el fin del mismo.

El tercero de los 5 pecados del emprendedor, es abrir un negocio solo por hacerlo. Muchos que comienzan un emprendimiento, lo hacen sólo por deporte, no lo hacen por que sienten la pasión de tener un emprendimiento. Esta clase de emprendedores temporales, al entrar sólo por el hecho de abrir un negocio, directamente van a perder el dinero, ya que no harán nada por tener el emprendimiento en funcionamiento, sino ver como les va.

El cuarto de los 5 pecados del emprendedor, es no tener idea de marketing. Muchos emprendedores desdeñan el hecho de hacer publicidad, pensando que es un gasto inútil y que la calidad del producto en si mismo bastará para que tenga éxito en el mercado. El problema que no basta con que el producto sea de calidad sino que tiene que ser conocido.

El quinto y último de los 5 pecados del emprendedor, es manejar el emprendimiento sin un presupuesto. El hecho de que no se tenga claro cuanto se tiene para gastar, hace que el emprendimiento pueda tener problemas financieros por desprolijidad, los que pueden terminar con la quiebra del emprendedor.