Aparentemente Grecia decidió seguir en el euro

Los griegos votaron para seguir en el euro.

Las elecciones griegas han terminado. Aparentemente, tras el 83% de los votos escrutados, los griegos han decidido seguir dentro del euro, pese a las duras condiciones impuestas por la Unión Europea, sobretodo por Alemania. Con un 30% de los votos, la conservadora Nueva Democracia, se alza como el principal ganador de las elecciones, mientras que la extrema izquierda de Syriza, ha obtenido un 26,2% de los votos.

Pero para que los conservadores de Nueva Democracia, necesariamente tendrán que hacer una alianza y formar un gobierno de coalición. Las únicas alternativas serian los socialdemócratas de Pasok, que obtuvieron un 12,5% de las preferencias electorales o los socialistas de Demócratas de Izquierda que lograron un 7% de los votos, si pretenden los derechistas de Nueva Democracia formar un ejecutivo que pueda perdurar en el tiempo.

Tras los resultados electorales de este domingo, automáticamente comienzan las negociaciones para formar gobierno.En el caso de que se mantengan estos resultados, Nueva Democracia lograría por su porcentaje de votos (30 a 31%) unos 75 diputados, pero la ley electoral griega premia con 50 diputados adicionales a la primera mayoría, lo que daría al partido centro derechista un bloque de 125 diputados, lo que le daría un excelente pie para poder negociar con los izquierdistas Pasok y Demócratas de Izquierda, para así poder formar un gabinete de coalición.

Pero en el hipotético caso de que esta coalición se pudiera formar, solo representaría a menos de la mitad de los votantes, en un escenario socio político que necesita una fuerte legitimación dentro de la sociedad griega.

Hay que recordar que la Grecia que emerge de las elecciones sigue siendo el país dividido, destrozado tras cinco años de recesión económica y dos de fuertes recortes impuestos por la Unión Europea.

Hay que tomar en cuenta que la economía griega ha encogido un 70% en una década. Esto ha significado que Grecia prácticamente no tenga un estado de bienestar, además de estar a punto de salirse del Euro, ya que a pesar de los 172.000 millones de euros recibidos en el rescate realizado durante las últimas semanas por la Unión Europea, sigue manteniendo fuertes desequilibrios macroeconómicos.

El desempleo en Grecia se acerca al 25% de la población económicamente activa y los bancos necesitan una fuerte recapitalización urgente y la actividad económica está prácticamente paralizada. Frente a este escenario, el principal candidato de Nueva Democracia, Antonis Samaras, “Haremos lo que hay que hacer, trabajaremos con los socios europeos para añadir a las políticas de austeridad algunas medidas que fomenten el crecimiento”.