Argentina decide expropiar y nacionalizar YPF

En una decisión histórica, el gobierno argentino decide expropiar y nacionalizar el 51% de las acciones de YPF

Tras varias semanas de incertidumbre y rumores tanto en Buenos Aires y Madrid, se develó el misterio sobre YPF. En un anuncio emitido por Cadena Nacional de radio y televisión, la presidenta Argentina, Cristina Fernández ha decidido mandar al Congreso Nacional un proyecto de ley donde se expropia y nacionaliza la compañía petrolera YPF, quedándose el Estado Argentino con un 51%, repartiéndose un 26% de las acciones para el estado nacional y un 25% del paquete accionario para las provincias productoras de petroleo. El gran perdedor de la expropiación petrolera es la multinacional española Repsol, la cual pasaría de tener un 57% del total de las acciones de YPF a tener tras la nacionalización, pasaría a controlar solamente un 6% del capital accionario de la petrolera, mientras que el 44% restante del paquete accionario, el cual es perteneciente a otros actores privados mantendrían su presencia en YPF, es decir, accionistas menores y el Grupo Eskenazi, seguirían siendo accionistas de la petrolera argentina.

La nacionalización y expropiación de las acciones de Repsol por parte del Estado argentino, se pretende hacer mediante un proyecto de ley, el cual ya entró a discusión en el Senado argentino, llamándose el proyecto de ley, “Soberanía hidrocarburífera de la República Argentina” donde se busca como “objetivo prioritario es el autoabastecimiento de hidrocarburos”.

En relación a la nacionalización y expropiación, este proceso queda claro en el artículo 7 del mencionado proyecto de ley: “Declárese de utilidad pública y sujeto a expropiación el 51 por ciento del patrimonio de YPF S.A. representado por igual porcentaje de las acciones de Clase C de dicha empresa pertenecientes a Repsol/YPF S.A”

Como era de esperarse, la noticia de la expropiación y nacionalización de YPF no cayó para nada bien en el directorio de Repsol como en el Gobierno español. La respuesta del gobierno conservador de Mariano Rajoy llegó a través de una conferencia de prensa en Madrid, los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo; el de Industria, José Manuel Soria, y el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. En la comparecencia ante los medios, los ministros condenaron la decisión “arbitraria” de las autoridades argentinas de expropiar YPF, anunciando a la vez que el gobierno español adoptará una serie de medidas “claras y contundentes” en defensa de los intereses de Repsol y de todas las empresas españolas no sólo en Argentina sino que en cualquier lugar del mundo.