Banco Central Europeo mantiene la tasa de interés en un 1%

Banco Central Europeo, mantiene tasa de interés en 1%

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), ha decidido este jueves mantener sin cambios la tasa de interés en el mínimo histórico de 1%, con el fin de esperar para ver los efectos de la segunda inyección de liquidez hacia más de 800 bancos por una histórica cifra de más de 500,000 millones de euros, realizada por el BCE hace algunos días atrás.

Paralelamente, el Banco Central Europeo también dejó en el mismo valor la denominada facilidad marginal de crédito, por la que el instituto emisor del euro presta dinero a los bancos durante un día a un 1,75 % de interés y la facilidad de depósito por la que remunera el dinero a un 0,25 %. Pese a la estabilización de la situación económica de los países miembros de la eurozona, para los expertos todavía son necesarios unas tasas de interés, lo más bajas posible, con el fin de que puedan dar pie a tasas de crecimiento económico que permitan un gradual crecimiento en los países que usan al euro como moneda común.

El Banco Central Europeo, también este jueves publicó sus nuevas proyecciones macroeconómicas para la eurozona en relación al crecimiento e inflación. El ente monetario de la Unión Europea estima que la economía de la eurozona tendrá una recesión de bajo impacto durante el 2012.

En una conferencia de prensa en Frankfurt (Alemania), el presidente del instituto emisor de la Unión Europea, el italiano Mario Draghi, entregará en los próximos días los detalles del canje de deuda griega, con el fin de evitar que el gobierno griego aplique la reestructuración obligatoria de la deuda. La reunión de los directivos del Banco Central europeo, se realizó horas antes de que se terminara el plazo para que los acreedores privados de comunicar si aceptan la eliminación de deuda a la maltrecha economía griega.

Para expertos como Marie Diron, economista de Ernst & Young “El BCE ha elegido centrarse en la provisión de liquidez, mediante préstamos a tres años a los bancos. Esto ha aliviado las presiones de liquidez para los bancos, mejorado la confianza inversora y bajado notablemente la rentabilidad de los bonos en Italia y España. Todavía es demasiado pronto, pero parece que esta operación de refinanciación a largo plazo ha evitado una crisis del crédito seria, que hubiera llevado a la zona del euro a una profunda depresión”,

Por otro lado, el principal banco central de los países que no se encuentra dentro de la eurozona, el Banco de Inglaterra, decidió mantener las tasas de interés bancarias en el 0,5%, además dejó sin mayores cambios con la dotación de su programa de emisión de dinero, con el fin de reactivar el mercado del crédito en el Reino Unido.