Blackberry-bold-9700

Blackberry se sigue desplomando

Blackberry no sale de la tormenta.

“Agradezco haber tenido la oportunidad de trabajar con profesionales notables que me permitieron transformar una simple idea canadiense en un éxito mundial”. Estas son las palabras de Jim Balsille, uno de los co-fundadores y ex CEO de RIM (compañía propietaria de Blackberry), siendo esta la manera que escogió para despedirse del consejo directivo de RIM.

Realmente es una mala época para RIM, ya que el pasado jueves reconoció ganancias de solamente unos US$ 1.164 millones en 2012, lo cual representa un 65% menos que en la misma época del 2011. Si a estas exiguas ganancias a nivel mundial, le sumamos la dimisión de Balsillie junto con una fuerte reorganización estratégica de la compañía, refleja claramente la situación complicada que vive el fabricante de los Blackberry.

Hay que recordar que a pesar que RIM es la empresa que hizo populares los teléfonos inteligentes, hoy en día sufre la fuerte competencia del iPhone, de Apple como también de los teléfonos que poseen el sistema operativo Android, desarrollado por Google. Por si este escenario complicado no fuera suficiente por si sólo, el literal apagón que a finales de 2011 sufrieron los servicios de RIM a escala mundial, generó un quiebre con buena parte de sus 75 millones de usuarios a nivel global.

En el reciente mes de enero, los co fundadores de RIM, Mike Lazaridis y Jim Balsillie, decidieron abandonar los cargos directivos de la compañía, como consecuencia directa de la fuerte presión de los accionistas de RIM. El actual CEO, el alemán Thorsten Heins, declaró a los medios que RIM pretende volver a centrar sus energías en los clientes corporativos, los que eligieron los equipos Blackberry por su seguridad, al asumir de manera directa el fracaso en su esfuerzo para poder competir con teléfonos de pantalla táctil más vistosos, orientados al consumo masivo. Para Heins: “creemos que Blackberry no puede tener éxito si tratamos de ser el preferido de todos y todas las cosas para toda la gente”

De origen canadiense, RIM actualmente controla el mercado de teléfonos inteligentes para corporaciones y empresas. La fiabilidad de los Blackberry para el envío de emails se hizo popular cuando el presidente de EE.UU., Barack Obama, decidió no desprenderse de su equipo Blackberry al ganar las elecciones. Sin embargo a este éxito, por el contrario, en el mercado masivo, los equipos de RIM se encuentran en inferioridad tecnólogica frente al iPhone o los teléfonos que poseen Android en cuanto a aplicaciones de terceros.