Brasil impulsa el consumo de la producción industrial en el mercado local

Brasil impulsa el consumo de la producción industrial en el mercado local

El gobierno de Dilma Rousseff ha prendido la luz de alarma, ante el fuerte impacto de la crisis económica mundial en la economía de Brasil. Esto ha obligado a adoptar una serie de medidas para poder estimular el consumo de la producción industrial en el mercado local, mientras se analizan nuevas iniciativas para fortalecer la industria brasileña, anunció el Ministerio de Industria y Comercio Exterior de Brasil.

El viceministro de Industria y Comercio Exterior, Alessandro Teixeira, señaló que la crisis actual es tan grave como la sucedida en el año 2008. Para ello, el gobierno brasileño está empeñado en “concientizar” a la población para que consuma la producción industrial en el mercado local como una manera de poder atenuar el impacto de la crisis económica mundial. Para ello, el ministro Teixeira planteó que “una de las cosas en las que estamos trabajando es una política de endomarketing que se orienta a fortalecer el consumo del producto local, nacional”.

Funcionarios del gobierno brasileño reconocieron la semana pasada que el Producto Bruto Interno (PBI) de Brasil, sufrirá las consecuencias de la crisis económica mundial, trayendo como consiguiente un crecimiento en 2012 de alrededor de un magro 2% en la economía brasileña, pese a que se implementaron hasta ahora unos ocho paquetes de medidas para impedir la desaceleración de la mayor economía de América Latina. El ministro Teixeira asumió que Brasil no se encuentra en condiciones de poder revertir por sí solo un proceso que tiene epicentro en Europa, pero su alcance está siendo global, publicó la Agencia de noticias oficial Brasil.

Las exportaciones brasileñas hacia la Unión Europea crecieron menos de lo esperado durante en lo que va del 2012 y tampoco se registró una mejora de las ventas hacia Estados Unidos, por lo que el gobierno brasileño apunta a preservar su posición ventajosa en el comercio con los países sudamericanos, sobretodo con los del Mercosur y con China, su principal socio comercial. El mercado sudamericano y del Mercosur, es el principal mercado de las exportaciones brasileñas, puesto que demanda un alto porcentaje de bienes con valor agregado, a diferencia de China que importa materias primas. También Brasil ha buscado abrir mercados para exportar en Africa, pero aparentemente todo esto será insuficiente, así que buscará impulsar el consumo de la producción industrial en el mercado local, es decir, que el mercado brasileño sea el principal consumidor de la industria brasileña.

Habrá que ver si las medidas adoptadas por Brasil podrán revertir el desfavorable escenario económico de la mayor economía de América Latina y eso solamente se verá en el tiempo.