Coca-Coca se expande en China

Coca-Cola se sigue expandiendo en China.

La mayor fabricante de bebidas gaseosas en el mundo, la estadounidense Coca-Cola, ha inaugurado este jueves en la ciudad nororiental de Yingkou la mayor planta embotelladora de bebidas gaseosas en China. Hay que tomar en cuenta que China es hoy día uno de los principales mercados emergentes, donde ha puesto sus esperanzas Coca-Cola para poder convertir al país asiático en su más importante mercado consumidor mundial para el año 2020, según ha informó la agencia estatal de noticias china Xinhua.

El presidente y consejero delegado general de Coca-Cola, Muhtar Kent, estuvo presente en la inauguración de la planta embotelladora, un esfuerzo productivo que se tradujo en una fuerte inversión de unos US$ 160 millones para su funcionamiento, siendo la planta de Yingkou la planta embotelladora número 42 de Coca-Cola funcionando en China en la actualidad.

Con unos 170.000 metros cuadrados de superficie, la nueva planta embotelladora de Coca-Cola dará empleo directo a unas 500 personas, teniendo una capacidad máxima de producción de unos 1,2 millones de toneladas cubicas de bebidas gaseosas. En la planta de Yingkou, se embotellaran una serie de marcas de bebidas gaseosas y aguas gasificadas, incluyendo la tradicional Coca-Cola, junto con Sprite y las mas nuevas Minute Maid y Ice Dew, las cuales son el agrado de la juventud china, principal público objetivo de la embotelladora estadounidense.

La instalación e inauguración de la nueva planta embotelladora de Yingkou, es una demostración y a la vez, una parte importante de los planes de expansión del líder mundial de las bebidas gaseosas en los próximos tres años en el mercado chino, las cuales contemplan una serie de inversiones en al menos unas nueve regiones del gigante chino, con inauguraciones de varias plantas embotelladoras similares como la de Yingkou. Hay que recordar que el gigante estadounidense de las gaseosas entró en la República Popular China en el ya lejano año 1979, y desde esa época hasta la fecha ha invertido en el mercado chino unos US$ 5.000 millones de los cuales, al menos, unos 3.000 millones de dólares han sido inyectados en los tres últimos años, básicamente, para la instalación de infraestructura productiva, con el fin de satisfacer la creciente demanda de los consumidores chinos de bebidas gaseosas, sobretodo de Coca-Cola.

Es por ello que la planta de Yingkou es un claro ejemplo de que empresas como Coca-Coca ven al mercado chino, como el principal puntal para ideas y planes de negocio de las compañías occidentales, ya que por el tamaño de su mercado, pueden ser perfectamente el principal sostén de ganancias en el mediano y largo plazo.