Cómo impresionar al potencial inversor

Siempre es bueno algunos consejos. Cómo impresionar al potencial inversor

Como impresionar al potencial inversor
Como impresionar al potencial inversor

Cómo impresionar al potencial inversor.

Uno de los objetivos que cualquier emprendedor debe lograr en la presentación del plan de negocios es poder impresionar a los potenciales inversionistas. Es cierto que no se tiene mucho tiempo ni tampoco un gran margen de maniobra, salvo presentar las ideas generales y que estas puedan crear interés en la audiencia inversora. Con el objetivo final de poder impresionar al potencial inversor, mencionaremos algunos tips que permitirán lograr la meta de generar la atención en los eventuales financistas del emprendimiento.

El primero de los tips de cómo impresionar al potencial inversor que podemos mencionar, tiene que ver con saber algo más que el nombre de la empresa o de los inversores que se quiere impresionar. Si no sabemos nada de ellos, lo más probable es que nos digan solamente “muchas gracias por su exposición” y nada más. Pero por el contrario, si se sabe algo más ellos, es decir, si se menciona de manera tangencial a que se dedican, que hacen, cuales son sus áreas de inversión y como ellos con su experiencia pudieran ayudar al emprendimiento, logrará impresionar a los eventuales inversionistas.

El segundo de los tips de cómo impresionar al potencial inversor que el emprendedor debiera tomar en cuenta, es poder tener claro cual es la real situación financiera del emprendimiento. Si la presentación no es tan brillante, mejor dicho, los balances no son tan exitosos y genera inquietud en los posibles financistas, no debe mostrarse a la defensiva. Por el contrario, debiera poder lograr crear un clima de diálogo que demuestre que el emprendedor sabe escuchar opiniones de otros, un punto importante a considerar por parte de los eventuales inversores.

El tercero y último de los tips de como impresionar al potencial inversor, está relacionado en como se presenta. No nos sirve un emprendedor que no demuestre interés por lo que hace, sino que debe mostrarse siempre como un apasionado que coloca esfuerzo y alma para crecer con el emprendimiento.