Cómo ser un emprendedor innovador

No cuesta tanto. Cómo ser un emprendedor innovador

Cómo ser un emprendedor innovador
Cómo ser un emprendedor innovador

Cómo ser un emprendedor innovador

¿Cómo ser un emprendedor y a la vez innovador? Lo que primero se tiene que dejar en claro que no basta con tener una idea de negocio y desarrollarla, ya que tal vez estés repitiendo una fórmula o receta de otros, que funcionó en cierta coyuntura y que tal vez, ahora no se repita. Es por ello que necesariamente, el emprendedor debiera pensar en buscar su propia forma de hacer las cosas, es decir ser un emprendedor innovador. Para los que creen que es algo complejo, les tenemos una buena noticia: no lo es y se puede lograr algo interesante, tomando en cuenta los siguientes tips y consejos:

El primero de los consejos para poder ser un emprendedor innovador, es el hecho de poder generarse en el emprendimiento una cultura de la innovación. ¿Que significa esto? que tanto el emprendedor como los colaboradores (socios, empleados, familiares) debiera incentivarse una forma de hacer las cosas que permita pensar siempre en soluciones o en nuevas ideas para la empresa y no quedándose en los moldes de siempre. Siempre la cultura del cambio ayudará a que puedan salir nuevos productos, es decir, nuevas soluciones para el mercado y los consumidores.

El segundo de los consejos para poder ser un emprendedor innovador, está vinculado con el anterior tiene que ver con tener un grupo de personas que no sólo pase a cobrar un sueldo o las ganancias, sino que también pueda ser capaz de colaborar en el desarrollo del emprendimiento. Teniendo personas comprometidas, podremos lograr pensar en objetivos y planes a mediano y largo plazo.

El tercero de los consejos para poder llegar a ser un emprendedor innovador, se vincula al hecho que por lo general se recomienda que hay que tener a mano el equipo necesario para llevar a cabo los cambios e innovaciones propuestas. No sacamos nada con pensar en transformaciones si solamente tenemos una mesa. Pero también hay que tener en cuenta que muchas veces se tiene todo lo indispensable y no pasa nada. Por ello se recomienda siempre a que se deba tener primero imaginación antes que recursos materiales, ya que sin imaginación, simplemente no hay nada.