¿Cómo un emprendedor puede fracasar?

¿Cómo un emprendedor puede irse al fracaso? Algunos datos para evitarlo.

Comenzar un emprendimiento nunca es algo sencillo, es mas, todo lo contrario ya sea por la competencia, por las habilidades del emprendedor, por la situación económica, entre otros. Pero existen una serie de factores que pueden hacer fracasar de manera rotunda al emprendedor, por ello, este debiera estar atento a ellos.

Un primer punto que hay que tomar en cuenta, el hecho de no entregar múltiples opciones para el pago de los productos y servicios que realiza el emprendimiento, puede ser un factor que puede hacer hundir al emprendedor. El hecho de ofertar una sola forma de pago como el pago presencial en efectivo, evidentemente limita el espectro de mercado, sobretodo cuando hoy en día existen variadas maneras para pagar como pueden ser el pago virtual con tarjeta de crédito, pago virtual con Paypal, pago tradicional con tarjeta de crédito o tarjeta de débito, pago en cuotas sin interés con tarjeta de crédito, entre otras.

Un segundo punto que puede hacer al emprendedor fracasar es escoger a los socios incorrectos para el emprendimiento. Muchas veces, el afán de necesitar financiamiento hace que el emprendedor busque socios sin fijarse mucho en sus antecedentes. El problema es que muchos socios, no tienen la camisa puesta con el emprendimiento y lo pueden abandonar, dejando al emprendedor en el aire y con un claro riesgo de desaparecer. Esto hace que muchos decidan emprender sólo con sus recursos, evitando tener un socio.

Un tercer punto que puede hacer fracasar al emprendedor es no tomar en cuenta la publicidad. Muchos emprendedores creen que de manera errada, que como su producto o servicio es maravilloso y único, no necesitan para nada invertir en publicidad. Lamentablemente para estos emprendedores, tener que invertir en publicidad es algo necesario y obligatorio por parte del emprendedor, ya que con esta acción, es la única manera de hacerse conocido en el mercado. Por ende, obviar la publicidad es prácticamente imposible para el emprendedor.

Un cuarto punto que puede dejar al emprendedor en la puerta del fracaso es no tomar en cuenta a la competencia que existe en el mercado. Un clásico error del emprendedor es creer que se tiene al mejor producto y/0 servicio existente en la plaza, ignorando o mirando en menos a la competencia. Este desdén de prepotencia por los competidores y sus productos, puede hundir al emprendedor por no tomarlos en serio.