Desplome de acciones de Facebook hace dudar a otras tecnológicas a entrar en bolsa

El desplome del valor de Facebook generó dudas en otras tecnológicas de salir a la bolsa.

La estrepitosa caída de las acciones de Facebook en el índice tecnológico Nasdaq, a poco días después de su debut bursátil, ha traído un efecto secundario. Aparentemente el desplome bursátil de Facebook generó un efecto disuasivo en otras empresas web que pretendían entrar a la bolsa. Para el diario estadounidense “The Wall Street Journal”, el buscador web Kayak estaría considerando retrasar por un buen tiempo sus planes de salir al ruedo bursátil del Nasdaq.

Según “The Wall Street Journal”, Kayak habría congelado sus planes de salir a cotizar en la bolsa, ya que se esperaba que se presentara esta semana a algunos inversores, puesto que sus directivos decidieron, tras el fiasco de Facebook, que prefiere poder estudiar al detalle el real interés que existe por las empresas web como Kayak en el mercado, según el diario estadounidense, citando a fuentes vinculadas al mercado.

Un dato que puede ser revelador con respecto a la decisión de Kayak de no salir a bolsa en este momento, es que la página web iba a salir a la bolsa de la mano del banco de inversión Morgan Stanley, a quien se le responsabiliza del desastre bursátil de Facebook, al calcular mal la demanda y establecer un precio demasiado alto por las acciones de la red social. Desde que se lanzaron al ruedo bursátil las acciones de Facebook, existieron fuertes críticas de que el valor estimado total de unos 104.000 millones para la red social era demasiado alto e irreal para el verdadero valor de Facebook.

Para “The Wall Street Journal” Kayak quiere tener en cuenta la experiencia bursátil de Facebook para poder hacer una valoración de precio más bien “conservadora”. Para un portavoz de Kayak en declaraciones al diario, “esperaremos hasta que las condiciones del mercado se correspondan con nuestras expectativas”. Además, la misma fuente señaló que no puede hablarse de un retraso de los planes de salir a la bolsa por parte de Kayak puesto que nunca se planteó una fecha fija, ya que desde hace año y medio, Kayak había anunciado su intención de hacerlo, sin confirmar cuando se realizaría el lanzamiento.

También en esta semana, el fundador de la red social Vkontakte que sería la versión rusa de Facebook, Pavel Durov, había explicado a los medios que la red social decidió retrasar los planes de salir a la bolsa, puesto que lo ocurrido con el valor de las acciones de Facebook, generó un efecto de desanimo en los inversionistas.