Dilma Rouseff viaja al foro del BRICS en India

Dilma Rouseff viaja al foro de las 5 mayores economías emergentes en India.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, viajó este domingo hacia Nueva Delhi, donde será parte de la IV Cumbre del foro de los cinco mayores economías emergentes, conocidos como BRICS, el cual se encuentra conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La cumbre que se realizará en la capital de India, se celebrará los próximos miércoles y jueves en Nueva Delhi y tras la clausura, la presidenta Rouseff empezará el viernes la que será su primera visita de Estado a la India. La mandataria partirá en la noche del domingo llegando a Nueva Delhi el martes, pero no tendrá ninguna actividad oficial hasta la noche del miércoles, cuando asista a una cena ofrecida por el primer ministro indio, Manmohan Singh, a los líderes que vendrán al foro.

Según fuentes oficiales del gobierno brasileño, lo que se debatirá en el foro BRICS está la creación de un banco de fomento con capital de los 5 países miembros, con el fin de apoyar proyectos de desarrollo tanto de los países Brics como de otras naciones en vías de desarrollo.

El ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Fernando Pimentel y quien es parte de la comitiva a India, mencionó dijo este viernes a medios de prensa que esa iniciativa está en una fase “inicial”, pero aseguró que el proyecto genera “mayor interés” en el Gobierno brasileño. El ministro Pimentel explicó a los medios, que la institución que podría nacer dentro del BRICS “no significaría abandonar los organismos multilaterales” donde son miembros, en los cuales, las economías emergentes les exigen tener presencia como también poder de voto en las grandes decisiones. “Son cosas distintas”, planteó el ministro Pimentel, quien durante su presentación con los medios en Brasilia, que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM) tienen ciertas limitaciones en su operatividad, como por ejemplo la imposibilidad de poder financiar directamente a empresas privadas, lo que sí se plantearía en su operatividad el proyectado “banco del BRICS”.

Según el Fondo Monetario Internacional, en el 2012 los países del BRICS serán responsables de por lo menos el 56% del crecimiento económico mundial, en tanto que los miembros del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) aportarán solamente un 9% por ciento del crecimiento global. El creciente peso económico y un florenciente comercio en el interior del BRICS que en el 2011 sumó unos 250.000 millones de dólares demostraría que la tesis de que el centro de gravedad de la economía mundial ha dejado de estar en los países más desarrollados tiene cierto asidero.