E-commerce: Pasos previos (2da parte)

Los pasos previos antes de lanzarse al e-commerce, segunda parte.

Cómo mencionábamos ayer, antes de que el emprendedor comience una aventura en el e-commerce o comercio electrónico, debía de tomar en cuenta algunos aspectos como tener un sitio web que pudiera soportar el formato del comercio electrónico, formas de pago accesibles y una página de Internet que no signifique un gasto oneroso para el emprendimiento.

En esta segunda parte de los pasos previos para desarrollar de mejor manera el e-commerce, hay que tener claro que a diferencia de Europa, Estados Unidos y Australia, el comercio electrónico se encuentra en nuestra región casi en pañales, tanto en la oferta como en la demanda. Para que tengamos una idea del escenario que el emprendedor vive en América Latina, las principales acciones de compra en comercio electrónico son para sitios que no se encuentran en la región como el estadounidense vendedor de libros y discos Amazon.com o para algunas aerolíneas en Chile, Argentina y México. Pero a pesar de este estrecho panorama para el emprendedor pequeño o mediano, se espera que en los próximos años crezca el número de personas en América Latina que decida optar por el e-commerce, por ello, el emprendedor debiera de estar listo para poder enfrentar la potencial demanda de cibernautas mediante la compra virtual.

Un segundo punto que mencionaremos hoy día, es el hecho que el emprendedor, sobretodo el que es neófito en todo lo relacionado con el comercio electrónico. Por lo mismo, es necesario que busque asesoría con expertos en negocios en Internet que le puedan asesorar en el proceso. A diferencia de los grandes emprendimientos, donde pueden pagar a equipos de especialistas, el emprendedor pequeño o mediano, además de la asesoría del experto, debiera ser capaz de poder ser autodidacta, lo cual le ayudará tanto para ahorrar en costos como en aprender todo lo necesario del comercio electrónico.

Un tercer punto que necesariamente el emprendedor debiese tomar en cuenta, son los clientes. Al igual que los emprendedores, los consumidores se actualizan y, además, adoptan las tendencias con una facilidad asombrosa, están atento a las modas de consumo. Por ello, el emprendedor no debiera negarse al e-commerce, por el contrario, debiera estudiar el mercado y ver cual podría ser la mejor opción para ampliar o mantener el nivel de ventas.

Mas que en cualquier actividad comercial, en el e e-commerce lo más importante es la atención al cliente. Al no haber contacto directo con el cliente, este aspecto puede hacerse complicado, pero existen muchas estrategias para mejorar dicha relación. Por ejemplo, ofrece diversas manera de poder pagar , entregas a domicilio servicios de seguridad y protección de información al hacer transacciones bancarias, así como un teléfono o mail de contacto en caso de reclamos, preguntas o sugerencias.