El desempleo no para de crecer en España

El desempleo sigue creciendo en España

El desempleo en España no para de crecer. En el último mes de marzo aumentó en un promedio de 1.250 personas por día, lo que equivale a unos 4,7 millones de personas sin trabajo en todo el país. Es el nivel más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en el año de 1996. Este fuerte aumento de la tasa de personas sin trabajo, ocurre en los primeros días de vigencia de la reforma laboral, la cual flexibiliza los procesos de contratación y despido de la mano de obra en el país, la cual fue aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy, según cifras publicadas hoy en Madrid por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Tenemos que tomar en cuenta que en España, no existe consenso entre los diversos organismos del Estado para medir el desempleo. En sus informes regulares, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España no publica ninguna tasa de desempleo sobre la población económicamente activa. Además, su cifra de personas sin trabajo es considerablemente inferior a la cifra de 5,3 millones de personas sin empleo que según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) existían en España en el último trimestre del año 2011. El INE, en su encuesta de población activa, sitúa en el 22,85 por ciento la tasa de desempleo, la más alta de los países miembros de la eurozona.

Al comentar las cifras mensuales de desempleo divulgadas esta mañana, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, estimó que el entorno de “incertidumbre” y las malas previsiones económicas condicionarán la evolución del desempleo en España en los próximos meses del año. Por ello, la secretaria Hidalgo planteo que por consecuencia de la crisis es necesario “más que nunca” generar confianza y de flexibilidad, reafirmando con ello, la necesidad de la reforma laboral aprobada por el gobierno de Rajoy.

La reforma laboral recientemente aprobada, la que facilita y flexibiliza el despido, fue aprobada por decreto en el último mes de febrero, entrando en vigor de manera automática, pese a que se encuentra en trámite parlamentario para su aprobación como ley. De todos modos, el gobierno del derechista Partido Popular, planteó de manera clara que no realizará ninguna modificación de la norma en puntos clave.

La aprobación de la reforma laboral por el gobierno de Rajoy, llevó a los sindicatos a convocar la huelga general del pasado jueves, día en el que miles de personas participaron en manifestaciones en las principales ciudades españolas. Mientras que el gobierno defiende que la reforma es necesaria para crear empleo en España, la oposición socialista y los sindicatos insisten en que limita los derechos de los trabajadores y sólo traerá mayor desempleo.