El emprendedor y la planificación estratégica

Un tema de suma importancia y que se deja mucho de lado, es la relación entre el emprendedor y la planificación estratégica.

El emprendedor y la planificación estratégica

El emprendedor y la planificación estratégica.

Una de las cosas que el emprendedor debe tomar en cuenta es poder pensar en la planificación estratégica como una acción de suma importancia, ya que al hacerla, ayuda a seguir siendo competitivo en el mercado. ¿Cómo se hace la planificación estratégica? No se asuste, no es algo que requiere mucho dinero ni tiempo, tiene que ver con formación, ya que primero es necesario asesorarse con expertos de diversas áreas, para así tener la mayor cantidad de ideas y experiencias a mano y al tener esto a mano, poder pensar una metodología puede durar unas horas solamente.

Una cosa que el emprendedor tiene que tomar en cuenta, es el hecho de que la planificación estratégica es bastante diferente del plan de negocios, ya que la planificación estratégica es el paso previo, ya que tiene su centro en el crecimiento del emprendimiento, a la vez que busca poder prever el desarrollo de nuevos productos, negocios o servicios, para los que posteriormente se hará el plan de negocios que corresponda, para su consolidación en el tiempo.

Por ende, la planificación estratégica busca poder tomar decisiones que ayuden a que las premisas planteadas anteriormente por el emprendedor puedan desarrollarse, siendo un proceso de evaluación sistemática de la empresa, que pueda ayudar a definir los objetivos a largo plazo del emprendimiento, pudiendo en este proceso identificar metas, desarrollar toda clase de estrategias y localizar los recursos necesarios para alcanzar dichos objetivos.

Finalmente, podemos decir que la relación que se genera entre el emprendedor y la planificación estratégica, va por el lado de con esta, el emprendedor podrá desarrollar de manera seria y responsable, una serie estrategias a seguir en el emprendimiento durante un determinado período de tiempo. Puede ser diseñada tanto para todo el emprendimiento, como para un área específica del mismo, como por ejemplo, poder planificar la estrategia de marketing en un mediano y largo plazo.