El fracaso del emprendedor ¿la semilla del éxito?

No todo es gris cuando se fracasa. El fracaso del emprendedor ¿la semilla del éxito?

El fracaso del emprendedor ¿la semilla del éxito?

El fracaso del emprendedor ¿la semilla del éxito?

No siempre el fracaso del emprendedor significa el fin de la carrera del emprendedor, sino que puede ser la base para un futuro éxito del mismo. Tenemos que tomar en cuenta que el fracaso del emprendedor, tal como es el caso de los emprendedores chinos, puede ser una excelente escuela para el éxito.

¿Por que realizamos esta aseveración? Simplemente por que habría que considerar al fracaso como un elemento formativo, tal cómo lo hacen algunas instituciones de riesgos, que ven con buenos ojos que los emprendedores hayan tenido fracasos, ya que así muestran su capacidad de poder levantarse y seguir adelante.

Hay que sacarse esa idea que el fracaso del emprendedor es el sinónimo de un emprendedor mediocre que hace mal las cosas, pero el verdadero mal emprendedor es que el queda paralizado ante el fracaso y no hace nada. Por ello, el fracaso del emprendedor no debe ser considerado una derrota, sino como la semilla del éxito. Tras tener un fracaso, el emprendedor ha aprendido cuales son sus errores, los cuales no volverá a cometer cuando comience una nueva aventura emprendedora.

Pero no sólo eso, el fracaso del emprendedor dará herramientas útiles como es el hecho de quien fracasó con anterioridad ya sabe trabajar bajo presión, con tiempos límites y escenarios adversos. Sin duda es una excelente escuela para comenzar nuevos proyectos, ya que sabrá actuar en situaciones de emergencia, lo cual será una gran ventaja frente a quien nunca ha fracasado, quien puede tener una historia intachable, pero los verdaderos emprendedores se ven cuando existen las dificultades y en esas, el emprendedor que tuvo un fracaso puede ser paradojalmente una ventaja.

Finalmente, si usted ha sufrido el fracaso del emprendedor, no se preocupe, ya que siempre existen oportunidades, superar el traspié y levantarse de nuevo.