Emprendedor en tiempos de crisis (segunda parte)

Más consejos para situaciones complicadas. Emprendedor en tiempos de crisis (segunda parte)

Emprendedor en tiempos de crisis (segunda parte)

Emprendedor en tiempos de crisis (segunda parte)

En el posteo anterior, habíamos mencionado cuatro recomendaciones para enfrentar situaciones complicadas en el emprendimiento. En esta ocasión hablaremos de otras formas de como los que se dedican a emprender pueden enfrentar escenarios externos complejos, sin que se desarme el frente interno, es decir, la empresa.

El primero de esta serie de consejos para el emprendedor en tiempos de crisis, es que en los momentos de crisis y dificultades económicas externas, ya no se puede vivir sin una planificación de corto, mediano o largo plazo. Muchos emprendedores, en circunstancias económicas favorables, vivían prácticamente el momento sin pensar en lo que venía despues, pero cuando existen situaciones complejas y desfavorables, quien se dedica a emprender, está obligado a planificar, con el fin de poder cumplir con mayor razón la regla económica de maximizar los recursos.

El segundo de esta serie de consejos para el emprendedor en tiempos de crisis, es enfrentar la ansiedad. En situaciones complejas, la ansiedad puede ser la peor enemiga. Quien se dedica a emprender, debiera aprender a trabajar la ansiedad, que esta no lo carcoma, sino que sirva como lecciones para enfrentar los escenarios de crisis.

La tercera de las recomendaciones para el emprendedor en tiempos de crisis, es el hecho de que el jefe del emprendimiento, es decir el emprendedor, debe dejar de actuar como un tiranuelo en la empresa, debiendo ser capaz de poder estar enfrente de todos y ser además, un líder positivo que pueda ser ejemplo a seguir para los demás. Hay que tomar en cuenta que un buen liderazgo, puede ser una puerta de salida a cualquier crisis.

La cuarta y última de las recomendaciones para el emprendedor en tiempos de crisis, además de ser un líder preocupado por lo que le pasa a los empleados, debe ser capaz de poder comunicar lo que quiere, para que todos puedan estar en la misma sintonía, puesto que un mensaje mal entendido puede generar una crisis en si misma.