¿En que fracasa el emprendedor? Errores comunes y tips para evitarlos

¿En que fracasa comunmente el emprendedor?

[dropcap style=”invertid”]E[/dropcap]mprender nunca es fácil, es por ello que es necesario tomar en cuenta cuales son los errores comunes en los que se caen durante el proceso de emprender, con el fin de poder asumirlas y enfrentarlas.

El primer punto en que siempre fracasa el emprendedor, es en el hecho de no saber nada de nada de las técnicas de marketing que se pretende seguir para poder colocar el producto o servicio en el mercado. Poder saber que técnicas usar, ya sea una página web, redes sociales, prensa, volantes, es algo necesario que el emprendedor debe poder decidir tras conocer el mercado donde va a operar. Si no se tiene idea de las particularidades del mercado, se puede cometer grandes errores en las estrategias de mercadeo.

El segundo punto donde fracasa el emprendedor es lanzarse al proceso emprendedor sin tener un plan de negocios previamente diseñado. Algunos confían en su genialidad y se lanzan a competir sin tener una carta de navegación previa. El problema es que cuando esa genialidad se estrella con la realidad y no es capaz de afrontarla, asoma como necesario poder tener a mano un plan de negocios.

El tercer punto donde generalmente cae el emprendedor en el fracaso, es el hecho de solo preocuparse de la idea o del producto sin tomar en cuenta las particularidades del mercado, es abrir la puerta a un sonado fracaso.

Un cuarto aspecto donde el emprendedor puede fracasar, es el no saber como manejar económicamente una empresa. Mucho creen que el dinero sólo sirve para gastar, no toman en cuenta que es necesario el ahorro y la inversión y que las ganancias llegarán tras un plan serio de ahorros, gastos e inversión.

Un quinto punto a considerar para que el emprendedor no fracase, es el hecho de no aprovechar el tiempo. Dejar las cosas para otro día, puede ser realmente fatal para el emprendedor, ya que al no hacer las actividades más urgentes pronto, provoca un desajuste al acumularse las tareas y no tener el tiempo suficiente para poder cumplir con todo.

Un sexto punto a tomar en cuenta para no fracasar, es solamente poseer una perspectiva de corto plazo. Es cierto que en el caso de América Latina, no es posible pensar en planes de largo plazo, dado los bruscos cambios de escenario económico. Pero por lo general, es necesario poder tener un plan de negocios que permita tener perspectivas a largo plazo.