España ha caído en recesión

España ha caído nuevamente en recesión.

La economía española siguió desplomándose durante el primer trimestre de 2012 cayendo en recesión, tras volver a contraerse a finales de 2011, ha reconocido este martes el Banco de España, confirmando una nueva recesión, la cual ya había sido asumida por el gobierno de Mariano Rajoy, dos años después de haber salido de la anterior crisis económica.

Así anunció el Banco de España (instituto emisor) en su boletín mensual del mes de marzo, después de que en el cuarto trimestre de 2011 el Producto Interno Bruto español se redujera en un -0,3%. Para el Banco de España “La información más reciente referida al inicio de 2012 confirma la prolongación de la dinámica contractiva del producto en el primer trimestre de este año”. Hay que recordar que por lo menos, dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo marcan técnicamente la entrada de un país en recesión económica.

España ha estado duramente golpeada por la crisis mundial del 2008, que coincidió con el estallido de la burbuja inmobiliaria española, el cual era el motor de la economía del país durante más de una década. Tras dos años de cifras negativas, España pudo salir en el primer trimestre de 2010 de la recesión

Sin embargo, la recuperación económica no logró afianzarse desde entonces, con una muy débil crecimiento que lo situó en un 0,7% del PIB a finales de 2011. El gobierno centroderechista dirigido por Mariano Rajoy, que se encuentra en el poder desde el pasado diciembre, había anunciado a principios de marzo una estimación de una contracción de la economía española de un -1,7% como promedio del año 2012, con unos dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo a principios de año.

Para el Banco de España, esta nueva recesión económica es consecuencia principalmente de una caída del consumo privado, cuyos indicadores “retrocedieron en enero y febrero hasta niveles del año 2010”. El gobierno de Rajoy había previsto asimismo que pese a las recientes reformas, entre ellas una del mercado laboral, que el desempleo, uno de los mas altos de toda Europa, siga en aumento durante el 2012, alcanzando actualmente 23,4% tras acabar el año 2011 en un 22,85% de personas sin trabajo. Sobre el desempleo, el Banco de España plantea que “por lo que respecta al conjunto del mercado de trabajo, el perfil de intensificación de la destrucción de empleo que se observó en el cuarto trimestre de 2011 se ha prolongado en los últimos meses”, afirmó en su boletín.

En este complicado escenario financiero, el gobierno español decidió tratar de reducir su déficit público a un 5,3% del PIB este año -tras registrar un 8,51% en 2011- y para llegar a un 3% en 2013, escenario financiero que para muchos economistas plantean que es algo poco realista y sobre lo que varios responsables de la Unión Europea expresaron preocupación en los últimos días.