España se sigue negando a un potencial rescate financiero

España sigue negándose a un potencial rescate financiero.

España se niega a ser rescatado financieramente, así afirmó Luis de Guindos, Ministro de Economía de España, volviendo a rechazar la opción de que la Unión Europea salve económicamente a España, a pesar de que el riesgo país de la nación ibérica, alcanzando en la mañana de este lunes, su máximo histórico desde que Mariano Rajoy llegó al gobierno de la mano del derechista Partido Popular.

En una entrevista que concedió al diario de centroderecha “El Mundo”, el ministro de Guindos planteó que España “no va a pedir el rescate” ni cree que pueda ser intervenida, puesto que aún a España no se le han negado las fuentes ni las posibilidades de financiamiento, a diferencia de Grecia, Portugal e Irlanda. Además, de Guindos planteó que los bancos que funcionan en España poseen la liquidez adecuada para enfrentar los vencimientos de por lo menos, unos dos años.

Hay que recordar que las declaraciones del ministro de Guindos, se producen en el contexto de que el riesgo país español y la diferencia entre los bonos españoles en relación a los alemanes, han subido de una manera estrepitosa en los últimos días, quedando este lunes en los 441 puntos de riesgo país, uno de los mas altos de la Unión Europea. Otro factor que enciende las luces rojas de alarma, es el hecho de que el bono español se encuentra en un 6%, el mismo nivel que se encontraron Irlanda, Portugal y Grecia antes del rescate financiero.

Mientras que el presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durao Barroso, expresó que se declara confiado de que el gobierno de Mariano Rajoy pueda enfrentar las dificultades financieras y planteó que la Unión Europea trabaja de la mano y muy activamente con España por dicho fin. Barroso declaró ante los medios que “Estoy absolutamente confiado en que España será capaz de hacer frente a estos retos y estamos trabajando de forma muy estrecha con nuestros amigos españoles para lograr este objetivo”

Mientras que la confianza del inversionista en España sigue desplomándose a niveles históricos en el primer trimestre del año 2012 al situarse en unos -3,86 puntos, superando los niveles más bajos de 2008, según los resultados de una encuesta que es elaborada trimestralmente por la consultora financiera internacional J.P.Morgan Asset Management. Factores como la crisis económica y la desocupación son las principales razones expresadas por los encuestados por J.P Morgan para justificar su pesimismo y el descenso respecto al trimestre anterior, en el que el índice se situó en unos -2,93 puntos.