España vuelve a caer en recesión

España nuevamente se encuentra en un proceso recesivo.

Dentro de la multitud de problemas políticos, económicos y sociales que ha enfrentado España en el último tiempo, la situación económica se ha agravado. España nuevamente se encuentra en recesión económica tras sumar un segundo trimestre consecutivo con crecimiento negativo, cayendo en un -0,4 % durante el primer trimestre de 2012, en relación al último trimestre de 2011, según los datos que ha publicado este lunes por el Banco de España (banco central).

La caída del primer trimestre de 2011, es una décima superior a la registrada en los últimos tres meses de 2011. Paralelamente, si se compara con el primer trimestre del 2011, el Producto Interno Bruto (PIB) retrocedió un -0,5 % después de siete trimestres de alzas. A la vez, el empleo se sigue desplomando, aunque de una manera “ligeramente menos acusada” que en el cuarto trimestre del 2011, con un descenso interanual cercano al 4%, lo que ha el porcentaje de las personas sin trabajo cerca de un 24% de la fuerza laboral del país, según lo estimado por el Banco de España.

El Banco de España informó además que el consumo doméstico de las familias españolas, se encuentra aquejado de una “notable debilidad”, cayendo un -0,4% en el primer trimestre de 2012, lo que sería una directa consecuencia de la precariedad del mercado de trabajo, la menor riqueza y la creciente incertidumbre económica al mediano y largo plazo.

Paralelamente, el gasto fiscal ha disminuido, ya sea como inversión o consumo, siendo este una consecuencia directa por el efecto del ajuste fiscal para poder reducir el déficit. El menor consumo, que se traduce en un contracción negativa tanto del consumo como de la inversión hizo que la demanda interna de la economía española, disminuya en un -0,9 % en términos trimestrales, en comparación con el último trimestre del 2011..

Por otro lado, el sector exportador mantuvo su contribución positiva al PIB, aunque en este primer trimestre del 2012, su aporte fuera algo menor a la del último trimestre del 2011, ya que cayó 0,2%, pasado del 0,9 del cuatro trimestre de 2011 a un 0,6% en el primer trimestre del 2012, consecuencia directa de un “ligero retroceso” de las exportaciones, según ha informado el Banco de España.

Finalmente, según ha reportado el Banco de España, las exportaciones crecieron a un ritmo del 3%, cayendo a la mitad de lo observado en el cuarto trimestre del 2012, que estaban en un 6%, lo cual demuestra que existe una desaceleración productiva como consecuencia de la menor demanda exterior.