Expropian compañía eléctrica española en Bolivia

Otra expropiación afecta a intereses españoles en América Latina.

El gobierno boliviano ha decidido la expropiación del 100% de la compañía Transportadora de Electricidad, filial de la española Red Eléctrica Española (REE), la cual controla el 77% de la distribución eléctrica de Bolivia. Para hacer cumplir la orden de expropiación, se han ocupado las oficinas principales de la empresa en la ciudad de Cochabamba por parte de un nutrido contingente de policías, militares y partidarios del gobierno.

El presidente Evo Morales, justificó la expropiación de Transportadora de Electricidad en un acto por el Primero de Mayo en La Paz donde hizo público el decreto de expropiación de la eléctrica controlada por capitales españoles. El presidente Morales expresó que “hoy día nuevamente, como justo homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano que ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y los servicios básicos, nacionalizamos la Transportadora de Electricidad. En 16 años, la empresa privada ha invertido apenas cinco millones de dólares al año” terminó de señalar el mandatario boliviano, quien tras dar el discurso en La Paz, se dirigió hacia la ciudad Cochabamba para informarse en terreno del proceso de ocupación de las instalaciones de Transportadora de Electricidad.

Por otro lado, el gobierno español no ha reaccionado inmediatamente, sino que se “encuentra recabando información” sobre la expropiación que afecta a Red Eléctrica Española, aunque algunos expertos han opinado que se trata a un caso diferente a lo sucedido con YPF.

Para entender el contexto en que se produce la expropiación de Transportadora de Electricidad, hay que recordar que en las últimas semanas el gobierno del presidente Morales se enfrenta a un fuerte descontento de múltiples sectores de la sociedad boliviana, con protestas de sectores sindicales, médicos (quienes llevan mas de 34 días sin trabajar), campesinos e indígenas del oriente bolivianos, los cuales han generado un clima de fuerte conflictividad social que minaría las pretensiones del Presidente Morales de reelegirse en el 2014. Por ello, algunos opinan que la decisión de expropiar el 100% de Transportadora de Electricidad es una maniobra desesperada del gobierno boliviano para recuperar algo de popularidad.

Aunque también hay que recordar que esta expropiación de la Transportadora de Electricidad se da en el contexto de que hace dos semanas, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner decidió la expropiación del 51% de las acciones de YPF, propiedad de la petrolera española Repsol, decisión que provocó un unánime apoyo de la sociedad argentina como de reclamos y quejas desde el gobierno español, Perú, México y la Unión Europea.