FMI: economía mundial tiene signos de mejoría pero aún está vulnerable

El FMI considera que la economía mundial muestra señales de mejoría pero es vulnerable.

Para la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), la francesa Christine Lagarde, se ha mostrado optimista frente a la posibilidad de una recuperación económica mundial tras grandes progresos como ha sido la aprobación del segundo rescate financiero para Grecia, pero a la vez, mencionó que la economía mundial se encuentra aún “vulnerable”.

Según Lagarde, en declaraciones dadas en un foro financiero realizado en Beijing (China), planteó que “los signos que vemos en Estados Unidos y la Unión Europea indican que estamos un poco mejor que hace seis meses, con síntomas de estabilidad resultado de las políticas tomadas, que finalmente están surtiendo efecto”. Para la directora del Fondo Monetario Internacional la aprobación de la ayuda financiera para Grecia con la colaboración de su organismo, es simplemente un “gran paso adelante”, pero a la vez, Lagarde planteó que “el optimismo no debe darnos una falsa sensación de seguridad o confianza, no podemos pensar que todo ha vuelto a la normalidad”. Para poder afrontar este escenario de incertidumbre, la directora del FMI sostuvo que que la economía del mundo “afronta grandes vulnerabilidades económicas y financieras que requerirán grandes reformas, tanto en Occidente como en esta parte del mundo”.

Algunos ejemplos de estas vulnerabilidades económicas que menciona Lagarde, son la gran deuda pública que tiene Europa en su conjunto (la cual equivale a un 23% de su Producto Interno Bruto), el cada vez más alto precio del petroleo o que las principales economías emergentes como India y China, comiencen a frenar cada vez más su crecimiento. Por ello para Lagarde “no hay lugar en la economía mundial para errores en las políticas” la que añadío que es necesario un “continuo apoyo macroeconómico y una política fiscal equilibrada, unidas a reformas en el sector financiero para reparar el daño infligido por la crisis”.

Lagarde aprovechó su visita a la capital china para reunirse con los viceprimeros ministros Wang Qishan y Li Keqiang, así como con el gobernador (director) del Banco Popular de China (banco central), Zhou Xiaochuan, para analizar juntos las medidas tomadas por China para ayudar en la salida de la crisis financiera mundial. De esta manera lo entendió Lagarde, quien mencionó que “las economías del mundo están tan fuertemente interconectadas que la crisis de la Eurozona tiene relación directa con la situación de la economía china”, dejando claro que es necesario el trabajo conjunto del FMI con el gobierno chino para poder salir del atolladero que es la crisis financiera mundial.