Imágenes: herramienta para la publicidad del emprendimiento

No sólo son para adorno. Imágenes: herramienta para la publicidad del emprendimiento

Imágenes: herramienta para la publicidad del emprendimiento
Imágenes: herramienta para la publicidad del emprendimiento

Imágenes: herramienta para la publicidad del emprendimiento

Una de las cosas que nos ha traído pasar de una sociedad de lectores a una sociedad visual, es la creciente importancia que tienen las imágenes en cualquier estrategia publicitaria, pudiendo marcar la diferencia entre una gran campaña y una desastrosa. Es por ello que en este posteo mencionaremos algunos consejos de como las imágenes pueden ser una gran herramienta para la publicidad del emprendimiento.

El primero consejo que mencionaremos para el uso de imágenes como herramienta para la publicidad del emprendimiento, va por el lado de presentar al emprendimiento en sociedad. Muchos lo hacen por el lado de querer presentar la historia de la empresa con una serie de fotografías, las cuales podrán mostrar cual es la trayectoria del emprendimiento a través del tiempo y le ayudará a crear una idea de seriedad y compromiso con el trabajo, tan necesario para cualquier reputación en la red, la cual es parte de la construcción del marketing visual empresarial.

El segundo de los consejos que mencionaremos para el uso de imágenes como herramienta para la publicidad del emprendimiento, va por subir las fotografías a las redes sociales, como la ya consolidada Facebook, donde los potenciales clientes pueden ver las imágenes del emprendimiento y de sus productos. Pero si el emprendedor quiere llegar a otro público, una buena alternativa puede ser usar redes sociales especializadas en fotos como lo son Pinterest o Instagram, donde la imagen es la herramienta principal. Acá dependerá de las fotografías que use el emprendedor para enganchar a sus potenciales clientes.

Un tercer tip en relación al uso de imágenes como herramienta para la publicidad del emprendimiento, va por la creación de una página web propia, ya sea corporativa o un blog, donde se pueden colocar las fotografías que el emprendedor piensa usar, con el fin de poder posicionarse en el mercado de una mejor manera. No por ser el blog de la empresa, va a usar imágenes de segunda, sino que tienen que ser tan buenas como las que quiere presentar en las redes sociales.