Inmobiliarias de Buenos Aires advierten de recesión

Inmobiliarias de Buenos Aires advierten de recesión

Inmobiliarias de Buenos Aires advierten de recesión 

El Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, en Argentina, ha afirmado este domingo mediante una solicitada en los principales diarios de Buenos Aires como Clarín y La Nación que como consecuencia de las medidas que ha tomado el gobierno argentino para controlar la compra y venta de dólares por parte de particulares, las inmobiliarias en Buenos Aires, así como la industria de la construcción “se encuentran técnicamente en recesión” al llevar dos trimestres consecutivos de “retracción”, lo cual ha afectado de manera importante a las inmobiliarias de Buenos Aires, las cuales en sus transacciones ha usado el dólar para comprar y vender inmuebles.

Esta situación de virtual recesión que afecta a las inmobiliarias de Buenos Aires, es una consecuencia directa de las medidas económicas del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, quien busca controlar las transacciones en dólares, con el fin de que la mayoría de los dólares que circulan por la Argentina, estén controlados por la autoridad financiera estatal con el objetivo de evitar una fuga de capitales. Uno de las principales afectados a la compra y venta de dólares por parte de particulares en la Argentina, han sido las inmobiliarias de Buenos Aires, las que han disminuido su actividad a niveles insospechados.

Esta opinión de una virtual recesión en las inmobiliarias de Buenos Aires, lo ratifica el documento inserto en la prensa escrita, donde plantea que el tercer trimestre está “ya condenado también a una evolución negativa”.En la práctica, según el documento, implica que las inmobiliarias de Buenos Aires como la industria de la construcción han pasado “de un mercado dinámico, creciente e inversor, pasamos a la incertidumbre que plantea el escenario regulatorio y cambiario que se ha ido agudizando en los últimos meses”, haciendo referencia con el endurecimiento de los controles para la adquisición de dólares.

Es por este escenario que el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Buenos Aires, advierte en su solicitada sobre “una creciente paralización de obras” y perspectivas sombrías que pueden llevar a un “cierre de empresas” inmobiliarias en la ciudad de Buenos Aires. Por ello, la patronal de las inmobiliarias de Buenos Aires plantean que “el fundamento de la actividad radica en la confianza que el `ladrillos´genera en términos de preservación de valor patrimonial.

En la solicitada aparecida en la prensa de Buenos Aires, se indica que para restablecer la confianza en el mercado argentino inmobiliario es “imprescindible” que el gobierno emita una serie de “pautas concretas, duraderas y abarcadoras que ayuden a creer que el valor de sus ahorros estará a salvo de eventuales emergencias que nadie quiere volver a atravesar, pero que aún están frescas en la memoria de los argentinos”.