La OCDE recomienda que el costo de contaminar sea mayor

La OCDE recomienda que el costo de contaminar sea mayor

Cada vez existe mas conciencia dentro de las grandes potencias económicas sobre el ciudado del medio ambiente, en instancias como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE. El secretario general de la organización, el mexicano Miguel Ángel Gurría, solicitó de manera encarecida a ministros, secretarios y/o encargados de Medio Ambiente de unos 40 países, poder aunar esfuerzos para enfrentar la destrucción ambiental, declarando “tiene que salir más caro contaminar que las alternativas más verdes”.

Estas expresiones las realizó el mexicano Gurría, tras terminar una conferencia de ministro de Medio Ambiente en la sede central de la OCDE en París. Además, Gurría planteó una recriminación planteando que la crisis no debe servir de pretexto para no eludir los cambios que significa asumir una visión ecologista, los retos que significa contaminar menos.

Por ello Gurría mencionó que “La crisis no puede utilizarse como excusa para no actuar”, puesto que el director de la OCDE planteó no caer en la tentación de usar lógicas cortoplacistas, sobretodo si existen estimaciones que las emisiones que generan el efecto invernadero pueda crecer un 50%, de acá hasta el 2050, por ello Gurría cree que “las consecuencias de la inacción serían graves”.

Por ello el directivo de la OCDE, que insistió que deben instaurarse herramientas para evitar el deterioro del medio ambiente, como impuestos medioambientales, Gurría evito discutir cuando se le preguntó sobre las grandes resistencias que ha producido por todo el mundo la nueva tasa por el CO2 que la Unión Europea pretende imponer a las compañías aéreas que vuelan por sus cielos. De ello Gurría opinó que “la cuestión es cómo fijar un precio, y hay muchas formas de hacerlo”.

En ese sentido, el comisario europeo del Medio Ambiente, Janez Potocnik, realizó un pedido para “un nuevo modelo global de desarrollo” porque “no hay más que un planeta”, e hizo hincapié en que “la eficiencia en el uso de los recursos no es sólo bueno para el medio ambiente”, sino “también para los negocios” y para la cohesión social. “Tenemos que cambiar la forma de producir y de consumir” e integrar la gestión de los recursos en la planificación económica, argumentó Potocnik.

En la conferencia en París participaron los representantes de los 33 países miembros de la OCDE, así como también observadores de países como Brasil, China, Colombia, Indonesia y Sudáfrica, así como representantes de la Unión Europea.