La web 3.0, cada vez más cerca de convertirse en realidad

Cada vez más se comienza a hablar de la red 3.0, pero ¿de qué se trata?, ¿cambiará aún más nuestros hábitos de consumo?

La vida 2.0 es una realidad, a esta altura nadie puede ponerle en duda. La web 2.0 nos ha cambiado la forma de relacionarnos, de consumir, de vender. La Internet dejó de ser algo en donde los chicos pasaban horas jugando, o en donde los solos buscaban pareja, para ser en muchísimos casos, una forma de vida, una oportunidad de negocio. Hoy en día el uso de las redes sociales, a nivel masivo, así como de las aplicaciones de internet han hecho que la forma de encarar la realidad sea diferente.
En ese sentido, el creador de la Internet, tal como la conocemos hoy en día el inglés Tim Berners Lee, ha comenzado a usar el término web 3.0.
La idea de la web 3.0 viene también cambiar la forma de consumir, y el objetivo principal está vinculado a personalizar aún más las búsquedas y las necesidades de los internautas, esto es agregar la mayor cantidad información a las búsquedas esto es, se busca trabajar en la capacidad de inteligencia artificial de la Internet.
De esta manera, la computadora, pasará a “entender” lo que las personas buscan. Este concepto es totalmente revolucionario ya que el fin último de la red 3.0 es tratar de “comprender” al internauta. Es la denominada “internet semántica”, es decir, una red dotada de sentido, ya que las páginas webs, contarán además con determinados elementos que son importantes para quien la está leyendo. Una suerte de personalización de la web, dependiendo de quién sea la persona que hace la búsqueda.
La web 3.0 busca pasar de la Sociedad de la Información a la Sociedad del Conocimiento, esto es que la web conozca a sus usuarios de manera tal que pueda resolverle algunas cuestiones básicas. Por ejemplo, si quieres buscar un restaurante de sushi, por ejemplo, pones en el buscador donde ir a comer sushi en la ciudad en la que te encuentras. La respuesta que te daría el sistema incluiría primero los restaurantes más cercanos a tu perfil, no solo por la ubicación si no por una serie de otros factores como nivel de gasto, lugares preferidos, estilo de vida (formal o informal).
¿Te imaginas todo lo que sería posible en materia de negocios con una búsqueda personalizada en internet? Es un buen momento para ir pensando en una forma de entender los emprendimientos de forma revolucionaria.