Líneas aéreas regionales en Sudamérica ¿al borde del colapso?

Las líneas aéreas regionales en Sudamérica atraviesan momentos difíciles y se abre una pregunta ¿están al borde del colapso?

Líneas aéreas regionales en Sudamérica ¿al borde del colapso?

Líneas aéreas regionales en Sudamérica ¿al borde del colapso?

Durante este año, uno de los sectores con mayores problemas ha sido la aviación de pasajeros. Pese a existir un crecimiento permanente en los últimos años en el número de pasajeros, esto no se traducido a la existencia de una diversa existencia de oferentes en el mercado aéreo. Podemos decir que en el 2012, se han producido dos fenómenos que consolidarían un escenario de largo plazo. Por un lado, la existencia de un gran operador tras la fusión de LAN y TAM, la que creó una de las líneas aéreas más grandes, no sólo en Sudamérica, sino que también en el mundo. Pero por el contrario, las líneas aéreas regionales em Sudamérica se encuentran al borde del colapso ¿Por que realizamos esta aseveración? Simplemente por que llevamos poco más de medio año y ya desaparecieron dos operadores de los llamados regionales: la uruguaya Pluna y la paraguaya Sol del Paraguay.

Pluna, pese a tener un constante crecimiento en los últimos años, creciendo dentro del Cono Sur e incluso había comenzado a hacer vuelos de cabotaje dentro de Chile, desaparece como consecuencia de la retirada del principal inversionista, vacío que no pudo ser llenado y que forzó a su inesperada desaparición a principios de julio, cuando el gobierno uruguayo no logró conseguir un nuevo accionista.

Pero este fenómeno no sería algo aislado en el mercado de las líneas aéreas regionales de Sudamérica. Una de las líneas aéreas regionales que había entrado al mercado hace muy poco, la paraguaya Sol del Paraguay, ha anunciado en estos días, su salida del mercado, como consecuencia de su imposibilidad de poder soportar los costos de operación.

Lo que habría que preguntarse si la desaparición de ambas líneas aéreas regionales, Pluna y Sol del Paraguay, se debió solo por descapitalización, por un mal plan de negocios o una mala planificación de mercado o simplemente por la lucha entre pequeños y grandes operadores, que a la postre siempre favorece a los grandes.