Los nuevos consumidores

Han cambiado las cosas. Los nuevos consumidores

Los nuevos consumidores
Los nuevos consumidores

Los nuevos consumidores

Una cosa tenemos que reconocer de Internet, es que este ha revolucionado todo, no sólo en las formas de comercializar los productos y servicios sino como se acercan los clientes a ellos. Tan fuerte y radical ha sido el cambio, que necesariamente tenemos que hablar de los nuevos consumidores, los cuales son los que marcan de cierta manera, las tendencias que existen en varios segmentos de la sociedad. Es por ello que mencionaremos algunos elementos que nos ayudarán a determinar que estamos en frente a la existencia de esta nueva clase de clientes.

La primera cosa que determina que estamos al frente de los denominados nuevos consumidores, es el hecho de que usan el Internet para investigar sobre las diferentes ofertas que existen en el mercado. Ya no pierden tiempo viendo que encuentran en los escaparates o en las góndolas, sino que ven desde sus computadoras, smartphones o tablets lo que quieren comprar, comparando precios, ofertas y promociones varias. Es cierto
que esta forma de vitrinear y comprar es muy fuerte en países como los Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Italia y que en países como los latinoamericanos aún se esté lejos, pese a que en naciones como la Argentina, Chile o Uruguay ha crecido de manera importante esta forma de hacer consumo.

Un segundo factor que tenemos que tomar en cuenta, es el hecho de que existen al menos unas 3 categorías de nuevos consumidores:

РLos denominados Nativos Digitales: desde que nacen hasta los 30 o 35 a̱os de edad. Son los que han crecido en conjunto con la red y la usan con toda naturalidad.

– Los que se han adaptado a ella: acá se encuentran mayormente las personas que se encuentran en la franja de edad entre los 35 a 55 años, acá podemos encontrar quienes ven en la web y luego van a comprar en la tienda o supermercado.

-Los que no se adaptan: Podemos colocar en esta categoría a quienes se resisten a la web, sobretodo a los mayores de 55 años, quienes ven con desconfianza estas nuevas formas de comercialización, aunque no es infrecuente ver a adultos mayores manejarse con naturalidad en la red.