Marketing de contenido para emprendedores: algunos tips (segunda parte)

La segunda oleada. Marketing de contenido para emprendedores: algunos tips (segunda parte)

Marketing de contenido para emprendedores: algunos tips (segunda parte)
Marketing de contenido para emprendedores: algunos tips (segunda parte)

Marketing de contenido para emprendedores: algunos tips (segunda parte)

Habíamos mencionado en el posteo anterior algunos consejos para poder realizar una buena estrategia de marketing de contenido. En este artículo, podrás ver otros tips que podrán ayudar al emprendedor a poder usar de mejor manera esta novedosa y práctica herramienta de mercadeo.

El primero de los consejos de esta segunda parte de marketing de contenido para emprendedores, tiene que ver con el hecho de que se debiera tener que usar los mismos estándares de calidad que se usan en la empresa a los contenidos que se colocan online, suponiendo de manera ideal de que sean altos y de calidad. Bueno, si no es el caso, este es el momento de aprovechar de cambiar. Es casi de sentido común pensar en el hecho de que si se tienen procesos productivos de alta gama, tus publicidades o campañas online serán de la misma calidad, pero tampoco es así, ya que muchos no le toman la seriedad a los procesos que se desarrollan en Internet, sobretodo los emprendedores mayores de 55 años, pensando que es una moda pasajera, pero no, esto llegó para quedarse por largo rato.

El segundo de los consejos para el marketing de contenido para emprendedores, está relacionado con el hecho de que cuando subas online los diversos posteos en los blogs o en la redes sociales, trata de no casarte con una forma, sino que trata de colocar tus contenidos de manera variada y diversa. Ya sea con galerías de fotos, posteos con información util para los consumidores, es decir, tratar de que los ciberlectores mantengan la atención en la estrategia publicitaria del emprendimiento, ya que si no lo hacen, no tiene sentido en producir marketing de contenido. En lo posible, que sea original, con mensaje claro, llamativo y provocador, ya que se trata de provocar no sólo los sentidos sino que también desafiar al consumidor a que conozca la marca si es que no la conoce y si ya la conoce, que sepa de las novedades.