Moody’s: El déficit público español es un desafío

Para Moody’s el déficit español es un desafío.

La agencia de calificación financiera internacional Moody`s en un reciente informe sobre la situación financiera del Estado Español, ha hecho notar de que el déficit público en España es un importante “desafío”, por lo que recomienda que el Gobierno conservador de Mariano Rajoy tendrá que implementar una serie de “ajustes fiscales sustanciales” durante el transcurso del 2012.

Para Moody’s se han tomado “muchas medidas que ya han sido identificadas, pero no serán suficientes para alcanzar el objetivo de déficit”. Estas afirmaciones se encuentran dentro de un informe publicado y que hace alusión a la economía de España. Hay que recordar que Moody’s mantiene su calificación de “A3”, esto significa que la calificadora internacional sigue calificando de manera negativa la deuda española, pese al recorte del objetivo de déficit fiscal español de 2012, el cual pasó de 4,4% al 5,3%.

Moody’s dentro de su evaluación sobre la economía española, plantea además que las “reformas son también esenciales para que España tenga alguna posibilidad de reducir el déficit presupuestario más allá del 3% del PIB en 2013, tal y como se ha comprometido con la Comisión Europea”. Para la calificadora internacional, en la economía española aun existen una serie de “riesgos significativos en cuanto a la capacidad de las regiones españolas (comunidades autónomas) para alcanzar sus objetivos de déficit para este año sin abordar profundas reformas estructurales”.

En relación a este último punto, Moody’s valora las recientes medidas adoptadas por el gobierno centroderechista de Mariano Rajoy, para que pueda existir un marco de liquidez más estable para los gobiernos de las comunidades autónomas, aunque la calificadora internacional hace hincapié de que el gobierno español pese a lo anterior, “no aborda las razones fundamentales de la acumulación de deuda comercial, que están relacionadas con cuestiones estructurales -como, por ejemplo, el gasto sanitario- y los problemas de acceso a los mercados”.

Por último, Moody’s indica en este informe sobre el déficit público español que pese al cambio de cifras en el objetivo del déficit para este año 2012, no afecta para nada a la actual nota de la deuda soberana, la negativa A3, porque ya la agencia de calificación internacional ya había previsto en su último informe sobre los problemas de solvencia de España, que existía una importante desviación del objetivo de reducción del déficit para este año, además de un ritmo más lento en la consolidación fiscal, lo que hacía complicado cualquier mejoramiento de estas cifras.