Nokia pierde mas de 1200 millones de dólares en el primer trimestre del año

Nokia sigue perdiendo dinero.

La compañía finlandesa de telefonía móvil, Nokia, ha informado este jueves que como consecuencia una competencia más dura de lo esperado en el mercado de los teléfonos inteligentes, le ha ocasionado a la compañía una pérdida directa de por lo menos unos 929 millones de euros, unos 1.200 millones de dólares al cambio del día, durante el primer trimestre del año al desplomarse las ventas, incluidas las de teléfonos inteligentes, los llamados smartphones.

Estas perdidas que está sufriendo Nokia, se acrecientan sobretodo si se comparan con la situación que existía un año atrás en la compañía, cuando esta ganaba a esta misma altura del año 2011 una ganancia neta de unos 344 millones de euros, lo que equivale a unos 447 millones de dólares. Por otro lado, los ingresos de la compañía cayeron un 30% quedando en solamente unos 7.400 millones de euros, unos 9.620 millones de dólares, frente a los 10.400 millones de euros, unos 13.520 millones de dólares ganados durante el primer trimestre del 2011.

Las ventas netas de dispositivos móviles de la marca Nokia se han desplomado un 40% obteniendo solamente unos 4.200 millones de euros, unos 5.460 millones de dólares, mientras que la facturación en la venta de teléfonos inteligentes o smartphones han caído en más de la mitad en relación al año pasado, recaudando unos 1.700 millones de euros (unos 2210 millones de dólares). Frente a estos resultados, Nokia ha comenzado a asumir un panorama sombrío al mediano y largo plazo.

Nokia asume fríamente que los márgenes operativos en el segundo cuarto del año 2012, serían “similares o menores al nivel negativo de 3% del primer cuarto de 2012”, y este escenario poco favorable, hará a la compañía finlandesa a acelerar la meta de recorte de costos de unos 1.000 millones de euros (unos 1.300 millones de dólares) para el año 2013.

La compañía finlandesa señaló que compartiría “mayores detalles tan rápidamente como sea posible”. El CEO de Nokia, Stephen Elop reconoció que la compañía había enfrentado “retos competitivos mayores a lo esperado” junto con encontrarse con algunos mercados desafiantes, entre los que se destaca el Reino Unido: “Sobrepasamos las expectativas en ciertos mercados incluido Estados Unidos, pero ganar impulso en otros ha sido más desafiante” planteó Elop. “Estamos navegando a través de una transición significativa en la compañía en un ambiente de la industria que continúa evolucionando rápidamente”.

Nokia ha sido líder en la fabricación de teléfonos móviles desde 1998, pero después de poder llegar a una global de 40% de participación del mercado en el 2008, su porción ha disminuido continuamente hasta llegar a los críticos niveles actuales.