Para el FMI el rescate español costaría unos 40,000 millones de euros

El rescate español costaría unos 40.000 millones de euros.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha estimado de manera inicial, en unos 40.000 millones de euros (unos 53.000 millones de dólares) la cifra de dinero que le hacen falta a las arcas de las instituciones bancarias españolas, para poder hacer frente a los importantes problemas financieros que dejó en ellos la crisis de la burbuja inmobiliaria en el 2008 y que no han podido recuperarse hasta ahora. La crisis financiera del Bankia, uno de los principales bancos españoles y su posterior rescate de 17.000 millones de euros con fondos públicos por parte del gobierno conservador de Mariano Rajoy, prendió las luces de alarma en el Fondo Monetario Internacional.

Para el diario madrileño El Mundo, que publicó la información en exclusiva, esta cifra de 40.000 millones de euros, sería la cantidad de dinero que aparecería en un informe que el Fondo Monetario Internacional pretende hacer público a los medios el próximo lunes.
Una vocera del FMI en Washington, se ha negado este jueves a comentar, confirmar o denegar la información que ha aparecido publicada en El Mundo. De acuerdo con la versión ofrecida por el diario español la que cita algunas “fuentes cercanas” al organismo internacional, el organismo dirigido por la economista francesa Christine Lagarde estima que de los 80.000 millones que necesitarían los bancos privados españoles para poder evitar de manera efectiva el temido default financiero, sólo podrán inyectarse en el corto plazo en las instituciones bancarias hispanas unos 40.000 millones de euros en provisiones, ya que se correría el riesgo de que se inyecte capitales que no puedan evitar el default financiero español.

El centro derechista gobierno de España, pretende buscar una ayuda financiera directa de la Unión Europea para los bancos privados españoles, sin tener que pedir un rescate a organismos internacionales como el Banco Mundial o al Fondo Monetario Internacional como el que solicitaron en su momento la República de Irlanda, Portugal y Grecia. Hasta ahora, el equipo financiero del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, no ha querido publicar ningún tipo de estimación sobre el tamaño de la inyección de capital que se necesitaría para salvar a las instituciones bancarias del país. Para el ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo este miércoles que esperarán a tener en sus manos el informe del Fondo Monetario Internacional para poder estimar la cantidad necesaria para un potencial rescate.

Como se ve, habrá que esperar hasta el lunes si existe una propuesta de rescate para los bancos españoles, pero aparentemente, la situación financiera española seguirá complicándose aún mas.