Para la Unión Europea, el rescate a los bancos españoles es una “señal al mercado”

El rescate de los bancos españoles es una “señal al mercado”.

Para el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, planteó este domingo que la ayuda financiera que recibirá España para poder salvar del default al sistema bancario, que consiste en un préstamo de hasta unos 100.000 millones de euros (133.000 millones de dólares), manda una “señal clara” a los mercados.

Para Rehn, el rescate bancario español por parte de la Unión Europeq “es una señal clara a los mercados y al público de que la zona del euro está decidida a emprender acciones decisivas para calmar las turbulencias del mercado y contener el contagio.”

Rehn definió la importancia de que la ayuda no incluye condiciones nuevas en materia fiscal o de ajuste en el gasto para España, pero a la vez, aclaró que sí vienen incluidas algunas contrapartidas para el sector financiero.”Trabajamos de cerca con España y queremos apoyarla en estos retos difíciles”, subrayó el comisario europeo.

Rehn argumentó que la decisión de hacer un rescate al sistema financiero español es una “acción preventiva y decisiva que muestra que Europa y España juntas están listas para emprender acciones decisivas para asegurar la estabilidad financiera de Europa y hacer progresos sostenibles hacia el crecimiento económico y la creación de empleo”.

Es por ello, que para Rehn la decisión política de la Unión Europea de realizar la recapitalización del sector bancario español es “muy importante para proteger la estabilidad financiera en Europa”, ya que España ha sido el centro de las turbulencias del mercado que han afectado a la eurozona en el último tiempo. Por ello, Rehn acota que “es importante que los miembros de la zona euro hayan respondido positivamente al anuncio de España para (obtener) asistencia financiera”, haciendo una directa referencia a la decisión unánime de apoyo a España, otorgado por los socios de la eurozona, los cuales decidieron dar un tope a las ayudas al sector bancario español hasta los 100,000 de euros, aunque el Fondo Monetario Internacional, acota las cifras del rescate a la banca española hasta los 40,000 a 60,000 millones de euros.

Aunque Rehn asumió que “hemos querido asegurarnos de que existía cierto margen adicional de seguridad”, explicando que esta decisión de ampliar hasta los 100,000 millones de euros por parte de la Unión Europea, es consecuencia a pesar que el FMI ha situado las necesidades entorno a los 40.000 millones de euros, también ha reconocido que la cantidad real puede ser “claramente superiores”.