Para Stiglitz el rescate a España no funcionará

Para Joseph Stiglitz, el rescate financiero a España no funcionará.

Para el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, planteo este lunes que el rescate a las instituciones bancarias españolas no funcionará.

Según la opinión de Stiglitz, si se supone que los bancos son los principales compradores de deuda soberana, el Gobierno español podría verse obligado a solicitar ayuda a los mismos bancos a los que ahora coloca dinero para poder sanearlos con los fondos de rescate otorgados por la Unión Europea. Es por ello que Stiglitz opinaba el pasado viernes que “si el Gobierno español rescata a los bancos y la banca rescata al Gobierno, el sistema se convierte en una economía vudú. No está funcionando y no funcionará”, expresando esta opinión un día antes de la decisión de otorgar un rescate financiero a los bancos españoles.

Frente al rescate español, Stiglitz cree que la Comisión Europea debiera ser capaz de poder creer una autoridad banquera y monetaria única para la eurozona. Sin tomar estas medidas, para el premio Nobel, será muy difícil que se puedan generar políticas públicas que puedan impulsar el crecimiento económico de toda la eurozona.

Para el ex asesor de Bill Clinton, el rescate a las instituciones bancarias españolas solamente generará engrosar en un 10% la deuda pública de España, lo que podría complicar al Gobierno de centro derecha de Mariano Rajoy, poder colocar bonos a un precio razonable en los mercados financieros. Como consecuencia del engrosamiento de la deuda española, el Partido Popular se vería obligado a solicitar ayuda financiera a las mismas entidades financieras a las que ahora está ayudando, lo cual sería una paradoja, siendo una situación posible, en la que España además se encuentra atado a las duras condiciones del ajuste al déficit impuestas por la Unión Europea.

Este escenario, según Stiglitz, es solamente “abrir cortafuegos al mismo tiempo que estás alimentando el fuego con queroseno”. Es por ello que el premio Nobel plantea que “lo que hay que hacer es encarar el problema subyacente, esto es, promover el crecimiento”.

Es por ello, según Stiglitz, que es necesario poder impulsar toda clase de reformas que ayuden a la unión fiscal, y a la vez, poder reforzar al euro junto con apoyar a Alemania, que al ser el país más rico de la Unión Europea, tendrá que hacerse cargo de los costos de la deuda de los países comunitarios, junto con poder proveer a los socios, recursos ingentes para poder invertir. Pero a la vez, Stiglitz advierte que “sin embargo, Alemania sigue insistiendo en reformar la disciplina fiscal, lo que es un grave error de diagnóstico”.