Polémicas campañas de marketing: ¿Son rentables?

Las marcas y tiendas a veces suelen hacer polémicas campañas de marketing. Lo cierto es que por lo general cumplen con su objetivo, que todos hablemos de ellas.

Por lo general, cuando pensamos en publicidad y polémica, lo primero que nos viene a la mente son las publicidades gráficas de Benetton. Por lo general, las voces que siempre se han hecho escuchar más en contra de este tipo de campañas son las que venían desde la Iglesia Católica, las múltiples referencias a la iconografía eclesiástica, como por ejemplo una grafica en que Jesús aparecía muriendo en una cama, han puesto a la Iglesia como uno de los mayores “enemigos” de la firma italiana. La provocación de Benetton durante los años 80 y 90 apuntaban tratar temas como la integración racial, la no discriminación a enfermos de HIV, la guerra. Temas que en su momento no dejaban de generar controversias. Su última campaña, en comparación con lo que fueran las campañas más antiguas, casi que fue simpática, en donde bajo el lema “Unhate” aparecen distintos personajes de la escena política mundial dándose un beso en la boca, la más popular de las imágenes ha sido “el beso” de los presidentes Barack Obama y Hugo Chávez.
Otra marca de ropa, que se ha caracterizado por sus polémicas campañas a la hora de presentar sus colecciones es Sisley, quien ha utilizado en una de sus fotografías a dos modelos como si estuvieran bajo los efectos de la droga, tratando de aspirar de una mesa, cual si fuera cocaína, una camiseta de la colección.
Las referencias sexuales en la publicidad, suelen estar al límite del mal gusto, y en algunos países causan polémica tal que a veces son prohibidas. En Inglaterra, se llegó a prohibir un anuncio de Ives Saint Laurent, en donde la modelo Sophie Dahl, aparecía totalmente desnuda solo llevando joyas.
Pero esa no fue la única publicidad que causó polémica en Inglaterra, el año pasado, surgieron muchas críticas cuando se presentó la publicidad gráfica, de la nueva fragancia de Marc Jacobs, para mujer “Oh Lola”. Allí se la podía ver a la joven actriz Dakota Fanning, con un vestido rosa romántico muy de estilo inocente y con un gran frasco de perfume sobre su entrepierna. Los detractores de la publicidad criticaron la postura sexual de la joven que parecía mucho menor (al momento de la publicidad tenía 17 años, pero realmente parece menos).
Pero no solo las grandes marcas apuntan al efecto polémico en sus publicidades, en Malasia, una tienda de zapatos promete juntar dos debilidades de las mujeres, los zapatos y los hombres. Según esta tienda las mujeres que compran un par de zapatos pueden llevarse gratis, una cita con un hombre. Si quieres ver la campaña, puedes entrar en su sitio de Facebook .
Tú ¿te animarías con una campaña polémica para presentar tu emprendimiento en sociedad?