¿Que clase de emprendedor eres?

Hay varios tipos. ¿Que clase de emprendedor eres?

¿Que clase de emprendedor eres?
¿Que clase de emprendedor eres?

¿Que clase de emprendedor eres?

Una de las creencias y lugares comunes que existen en el mundo del emprendimiento, es pensar que existe solamente un tipo de emprendedores. Por el contrario, existe al menos unas cuatro grandes clases de emprendedor que podemos distinguir de manera fácil por su accionar en el mercado. Es por ello que en este posteo, los nombraremos y el lector tendrá que ver con que clase de emprendedor se pueda identificar.

La primera de las clases de emprendedores que podemos mencionar, es la del tipo competitivo. Esta clase de actores que se dedican al emprendimiento, son llamados así debido a que buscan siempre estar haciendo cosas, adelantándose a la competencia y pendiente de lo que hacen los otros. Son altamente competitivos, capaces de tomar decisiones drásticas con tal de poder lograr sus objetivos de corto, mediano y largo plazo.

El segundo de las categorías de empresarios que existen en la actual, es la del denominado emprendedor especulador. Esta clase particular de empresario, está atento a los vaivenes del mercado y aprovechando las circunstancias para hacer crecer su patrimonio, sobre todo en los momentos de crisis, donde se generan nuevas oportunidades para emprendedores como ellos.

El tercero de los tipos de emprendedores que existen hoy en día, es el emprendedor experto. Este tipo de empresario es el que conoce muy bien las particularidades de su negocio, además de tener un para nada despreciable conocimiento de lo que sucede en su mercado. Por lo general, los emprendedores expertos tienen una larga permanencia en el mercado, ya que aprovechan su experiencia para hacer andar su negocio a mediano y largo plazo.

El cuarto y último de las clases de emprendedores que podemos encontrar, es el denominado emprendedor innovador, el cual es que aparte de ser un buen comerciante, es el que crea y se arriesga en crear productos nuevos, generando pequeñas revoluciones en los mercados en los que actúa.