¿Que hunde a un emprendimiento?

Todos son corregibles. ¿Que hunde a un emprendimiento?

¿Que hunde a un emprendimiento?
¿Que hunde a un emprendimiento?

¿Que hunde a un emprendimiento?

Fracasó Mengano o se Hundió Fulano…cuantas veces hemos escuchado estas frases. Pero no creas que a ellos solamente le puede pasar. Por ello vale la pena preguntarse ¿Que hunde a un emprendimiento? Hay una serie de factores que hunden a los negocios, las cuales mencionaremos en las siguientes líneas, con el fin de que el emprendedor pueda estar atento y tomar las medidas correctivas cuando correspondan.

La primera de las cosas que pueden hacer fracasar a cualquier emprendimiento, es el mal manejo de las cuentas y finanzas. Muchas veces las cuentas de los negocios son llevadas de una manera desastrosa, ya sea por gastos injustificados, sobresueldos, malos cálculos de expectativas o inversiones sobreestimadas, nos puede llevar a una crisis que puede hacer quebrar al negocio.

El segundo de los factores que hunde financieramente a cualquier empresa o negocio, es no saber llegar a los clientes, o peor aún, que no existan consumidores para la oferta del negocio. Para evitar esta situación, lo recomendable es tantear el mercado y tratar de saber las necesidades de los consumidores, pero NUNCA imaginarlas ni preveerlas desde un escritorio. La soberbia del emprendedor puede ser un error fatal que puede destruir cualquier negocio por bien administrado que se encuentre.

El tercero de las situaciones que hunde a un emprendimiento, es cuando no entra dinero. Cuando nos encontramos con el poco deseados de que las ventas son insuficientes, realmente estamos en problemas ¿Que hay que hacer en estos casos? una cosa, apretar los gastos y tener prácticamente un presupuesto de guerra, hasta que terminen las dificultades financieras que afecten a la empresa.

El cuarto punto que puede generar graves problemas a una empresa son las deudas, las cuales pueden generar demasiados pasivos que pueden mandar a pique el negocio. Es por ello que en estos casos sólo queda una cosa: dinero que entre, dinero que sirva para pagar deudas