Se puede ser emprendedor sin ser trabajólico

Si, se puede. Se puede ser emprendedor sin ser trabajólico

Se puede ser emprendedor sin ser trabajólico
Se puede ser emprendedor sin ser trabajólico

Se puede ser emprendedor sin ser trabajólico

Una de las principales adicciones que tienen los emprendedores hoy en día, es el ser trabajólico, o adicto al trabajo (viene del slang estadounidense workaholic, de significado similar) que significa en la práctica de que los empresarios y los emprendedores se convierten en sujetos que solo actúan en relación al trabajo, lo cual se transforma en una verdadera adicción que les impide desarrollar una vida más allá de la acción laboral.

Pero este estilo de vida que ser trabajólico, tiene la falsa “virtud” de que convierte al sujeto en alguien productivo pero a la vez destructivo dado que destruye a la persona, convirtiéndolo más que un adicto, en un esclavo al trabajo, puede ser controlado. Para ello no existe una formula científica, pero se pueden aplicar una serie de medidas que permiten que se pueda ser emprendedor sin ser trabajólico ni obsesivo con lo del trabajo.

La primera de las medidas para no ser alguien adicto al trabajo, va por el lado de aprender a descansar cuando corresponde. La mayoría de los emprendedores no tienen horario, pueden estar varias horas trabajando, pero si o si, deben de parar en algún momento. Ese debe ser aprovechado para dormir al menos unas 8 horas, llueva, truene o haya clientes desesperados. Tienes que descansar para seguir adelante el día siguiente.

La segunda de las medidas tiene que ver con el hecho de que el emprendedor, tiene que saber que no puede estar trabajando 100% todo el año. Es por ello que se recomienda que este se pueda tomar vacaciones al menos una vez al año. Para ello debe aprender a delegar, además de salir y disfrutar. Además ¿para que trabajamos? ¿Sólo para ganar dinero y morir sin disfrutarlo? No, este es para aprovecharlo en vida y que mejor manera de tomarse vacaciones una vez al año.