Ser un emprendedor desde la casa

ser un emprendedor desde la casa

Ser un emprendedor desde la casa.

Muchos han decidido ser un emprendedor desde la casa. A esta decisión han llegado muchos emprendedores, con el fin de reducir lo máximo posible la inversión inicial o el riesgo de cualquier nuevo emprendimiento. El hecho de ser un emprendedor desde la casa, trae muchas ventajas como es ganar tiempo y ganar en calidad de vida, ya que con el desarrollo tecnológico como lo es Internet y la tercerización de los servicios, ayudan que sea posible ser un emprendedor desde la casa, lo cual es una alternativa adoptada por muchos para ser un emprendedor desde la casa, siendo una importante oportunidad para quien quiera comenzar un micro o pequeño emprendimiento.

Hasta no hace mucho, ser un emprendedor desde la casa se restringía a actividades como ser costurera, artesano o dedicarse a la cocina. Pero actualmente, con el desarrollo tecnológico y la diversificación comercial, poder ser un emprendedor desde la casa. Existen varios ejemplos de ser emprendedor desde la casa, las cuales van desde dedicarse a acciones de consultoría, prensa, webmaster, community manager y toda clase de negocios basados en el Internet y todo tipo de trabajos que puedan hacerse desde la casa.

Pero no es llegar y ser un emprendedor desde la casa, ya que hay que tomar algunas cosas en cuenta, para que la aventura del emprendimiento hogareño de resultado y no termine en un fiasco. En primer lugar, se tiene que ser disciplinado, ya que ser un emprendedor desde la casa exige tener la misma dedicación que cualquier trabajo. Es cierto, está la tentación de parar en cualquier momento, poder tomar un café o dormir una siesta durante la tarde, pero poder ser un emprendedor desde la casa implica tanto trabajo como disciplina para poder lograr los objetivos delimitados por el plan de trabajo.

Un segundo punto, y que se encuentra vinculado con el anterior, que debe tomar en cuenta cualquiera que quiere ser un emprendedor desde la casa, es separar los espacios de trabajo como del hogar. A menos de que tenga un departamento o casa muy pequeña, es posible crear un espacio de trabajo definido, el cual será el lugar de trabajo del emprendimiento. Lo ideal que el lugar de trabajo pueda ser un espacio práctico, económico y que todo esté ordenado, lo cual implica que el emprendedor debe ser lo más metódico posible a la vez.

Como puede verse, ser un emprendedor desde la casa, es posible, pero implica ingenio, disciplina y orden, cualidades que todo emprendedor debiera tener.