Sony decidió recortar 10,000 empleos

Sony decidió recortar 10,000 empleos en los próximos meses.

Lo que era un rumor, se confirmó. La multinacional japonesa Sony ha decidido eliminar unos 10,000 puestos de trabajo en las filiales de la compañía en todo el mundo. Esta medida es parte integral del nuevo plan estratégico decidido por la electrónica japonesa, con lo que se pretende poder centrar sus esfuerzos en sus divisiones principales, pudiendo así aumentar el volumen de ventas para llegar a los proyectados 73,450 millones de dolares por parte de Sony para el año 2014.

En la presentación del nuevo plan de negocios de Sony, el presidente de la multinacional japonesa, Kazuo Hirai, anunció oficialmente que se eliminaran 10,000 puestos de trabajo, lo que equivale a un 6% de la fuerza laboral que posee Sony en la actualidad, con el fin de que la multinacional se pueda concentrar en los negocios vinculados a la electrónica y colocará énfasis en reactivar y mejorar el abandonado sector de los televisores.

Hay que recordar que estas medidas que decidió Sony se toman como consecuencia del anuncio de esta semana que en el año fiscal japones 2011 (el cual concluyó el pasado 31 de marzo), se estima que la multinacional japonesa tendrá una pérdida récord de al menos unos 6,500 millones de dólares. Por ello, el nuevo plan de negocios que buscará implementar Sony, tratará de fortalecer las áreas de imagen digital, videojuegos y dispositivos móviles, en los que se concentrará la inversión como los esfuerzos en el desarrollo tecnológico. Fortaleciendo estas áreas, Sont espera generar hasta el 70% de las ventas totales dela compañía, como también el 85 por ciento del beneficio operativo del área electrónica como objetivo para el 2014, según consigna en su nuevo plan de negocios.

Por otro lado, la desastrosa y poco operativa área de los televisores, el cual ha tenido pérdidas operativas desde hace al menos unos siete años, la multinacional japonesa pretende generar un plan de desarrollo para, según las palabras del presidente Hirai, poder “recuperarlo y luego emprender el crecimiento” con el fin de regresar a que pueda ser rentable para Sony durante el año fiscal de 2013, el cual terminará en marzo del año 2014.

El objetivo de Sony es lograr reducir los costos operativos de la división de televisores en al menos un 60% en el corto plazo y que paralelamente se puedan disminuir los costos operativos de la misma área en un 30%, ha detallado la compañía en un comunicado divulgado este jueves paralelamente a los anuncios de Kazuo Hirai.