Tratar con clientes difíciles, segunda parte

No basta con escucharlos, hay que atenderlos siempre. Tratar con clientes difíciles, segunda parte

Tratar con clientes difíciles, segunda parte

Tratar con clientes difíciles, segunda parte.

En un posteo anterior, mencionábamos como poder tratar con clientes difíciles. Pero esto no se acaba en ese posteo, sino que en esta ocasión hablaremos de otros 3 tips, con el fin de poder llevar de una mejor manera la relación del emprendedor con los clientes que para están satisfechos con el producto o con la atención.

El primero de los tips para tratar con clientes difíciles que diremos, es poder plantear hacer algo más que atender el problema en particular. Es evidente que no basta con pedir disculpas, con decir “lo siento” a un cliente, que tal vez, esté molesto por una justa razón. Siempre es bueno dar algo para que el cliente pueda sentirse apreciado y reconocido tras el mal rato. Ya sea una atención, una tarjeta, un descuento, todos estos aspectos significan en la práctica dar un paso más que una simple disculpa del emprendedor.

El segundo de los tips para tratar con clientes difíciles que mencionaremos, es no solamente tomar nota del problema que sufrió el cliente. Muchas veces eso no sirve para nada, sólo para llenar hojas de un formulario que no solucionará el problema del cliente. Es por ello que el emprendedor debe ser capaz de poder atenderlo de manera directa o por vía chat o red social, para que el cliente se sienta escuchado, atendido y que realmente le están tomando en cuenta para solucionarle el problema y que no lo están haciendo perder el tiempo de manera inútil.

El tercero de los tips para tratar con clientes difíciles es simplemente arreglar las formas de hacer las cosas que realmente no funcionan. En otras palabras es mejorar toda la política de atención al cliente si esta no da resultados. No hay que tener miedo de cambiar, sólo hay que preocuparse si la actual forma de atender los problemas hace perder clientes mas que ganarlos.