Un quinto país de la eurozona pide rescate: Chipre

Otro país de la eurozona decide solicitar rescate: Chipre.

La situación económica en la eurozona cada vez se complica más cada día que pasa. Un quinto país de la Unión Europea, Chipre, solicitó rescate financiero para evitar el default, como consecuencia directa de perder el acceso a los mercados hace varios meses junto con un sistema bancario que quedó debilitado por su exposición a la situación financiera en Grecia.

El Gobierno del comunista Dimitris Christofias anunció este lunes la solicitud de ayuda para Chipre, algunos días antes de la fecha límite que se había puesto el gobierno chipriota, el 30 de junio, para poder recapitalizar con fondos propios con unos 1.800 millones de euros (unos 2.250 millones de dólares al cambio de hoy) el segundo mayor banco de Chipre, el Laiki Popular Bank.

El gobierno chipriota, en un comunicado oficial, justificó la solicitud de rescate a la Unión Europea anunciando que “el propósito de la asistencia requerida es el de contener los riesgos para la economía chipriota, en particular, los derivados de los efectos negativos a través de su sector financiero, debido a su gran exposición a la economía griega”.

El pedido de rescate financiero hecho por Chipre a sus socios comunitarios, coincidió con que este lunes la agencia de calificación financiera internacional Fitch, rebajó a la categoría de “bono basura” la deuda estatal del país, quien el próximo 1 de julio ocupará la presidencia rotatoria de la Unión Europea. Para Fitch, la decisión de rebajar la calidad de la deuda chipriota es por el hecho de que “la rebaja de las calificaciones soberanas de Chipre refleja un aumento en la cantidad de capital que Fitch asume que los bancos chipriotas requieren”.

La consultora internacional Fitch, plantea que además de los 1.800 millones de euros, que equivalen al 10% del PIB de Chipre, que son necesario para evitar el default bancario en el Laiki Popular Bank, se necesitará adicionalmente unos 4.000 millones de euros (unos 5.000 millones de dólares) para el resto del sector financiero chipriota.

Para entender el contexto del rescate al sistema bancario de Chipre, hay que tomar en cuenta que el sector bancario local es de los principales afectados por la eliminación de la mitad de la deuda pública de Grecia que se encontraba en manos privadas. La imposibilidad de poder cobrar esos activos por parte del sistema bancario chipriota, agravó el efecto de la recesión económica en el país, agravando las cifras de desempleo existentes en el país.